Sortu reconoce que grupos proetarras le desafían con «kale borroka»
La sede del PP en Baracaldo tras el ataque con cócteles molotov - abc
terrorismo

Sortu reconoce que grupos proetarras le desafían con «kale borroka»

Su presidente, Hasier Arraiz, les pide que «reflexionen» porque van en contra de los actuales intereses de la «izquierda abertzale»

s. e.
Actualizado:

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, ha reconocido hoy que los últimos episodios de «kale borroka» contra sedes del PP y mobiliario urbano pueden ser obra de personas «descontentas» con la marcha del «proceso» y la actual estrategia de la «izquierda abertzale». Confirma así la información publicada por ABC este fin de semana, en el sentido de que jóvenes proetarras retan a los dirigentes de Sortu con actos de violencia callejera, descontentos con el hecho de que estén dando prioridad absoluta a la «lucha institucional» en detrimento de «otras formas de lucha» y porque prohibieron que se rindiera homenajes públicos a los etarras excarcelados por Estrasburgo.

Hasier Arraiz ha pedido a estos sectores duros entre los duros que «reflexionen» porque sólo favorecen a quienes pretenden que «se vuelva a escenarios del pasado», como puede ser la ilegalización. Sin embargo, les ha advertido de que este tipo de actuaciones no condicionarán la apuesta por las vías políticas que ha hecho la «izquierda abertzale». «Parece evidente que no es algo que a la izquierda abertzale le convenga o, por lo menos, que favorezca a sus intereses. Creo que, quien lo ha hecho, debería hacer una reflexión sobre a quién favorece con ese tipo de acciones. Y en estos momentos es obvio que, a quien favorece, es a quien pretende que vuelvan escenarios del pasado, y en cualquier caso, que esté en contra de cualquier avance hacia situaciones de futuro», ha insistido el presidente de Sortu, confirmando así sus temores a que si se intensifica la «kale borroka» puede devolverlos a la ilegalización.

El dirigente de Sortu, que ha admitido, pues, que estas actuaciones violentas pueden proceder de personas «descontentas» con la estrategia actual de la «izquierda abertzale», ha apuntado que a la formación abertzale no le va a «condicionar, en absoluto», este tipo de sabotajes.