Rajoy defiende el diálogo y el sentido común para «desatascar todo conflicto»
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de La Moncloa al presentar el pacto del agua - EFE
GOBIERNO

Rajoy defiende el diálogo y el sentido común para «desatascar todo conflicto»

El presidente del Gobierno califica de histórico el Acuerdo de Planificación Hidrológica de las cuencas del Tajo, Segura y Júcar

Actualizado:

Mariano Rajoy ha expuesto la fórmula para «desatascar todo conflicto», con tres ingredientes: diálogo, voluntad de pacto y sentido común. El presidente del Gobierno ha presentado este miércoles en el Palacio de la Moncloa el Acuerdo de Planificación Hidrológica de las cuencas del Tajo, Segura y Júcar, un hecho «histórico» que le ha servido para defender su receta ante los conflictos políticos que se están viviendo en España y que bien podría aplicarse al desafío independentista de los nacionalistas catalanes.

Rajoy ha señalado que el Acuerdo que ha sellado el Gobierno con cinco comunidades afectadas (Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidades Valenciana y Murcia), todas gobernadas por el PP pero enfrentadas entre ellas durante mucho tiempo por el agua, es un «paso fundamental y decisivo en el cmaino hacia un Gran Pacto del Agua a escala nacional».

A partir de ese acuerdo, que permitirá crear un marco jurídico transparente sobre la gestión del agua, pondrá fin a la incertidumbre y establecerá criterios objetivos y tasados en los trasvases, Rajoy ha hecho un alegato a favor del diálogo y el acuerdo en política.

Según el presidente del Gobierno, «la mejor política es aquella que articula acuerdos globales que van en beneficio de todos y favorecen el interés general». «El diálogo, la voluntad de pacto y el sentido común son capaces de facilitar el entendimiento, dejar atrás incertidumbes y desatascar todo conlifcto bajo una perspectiva integradora», ha subrayado en La Moncloa ante los presidentes autonómicos y el ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

Rajoy ha señalado que con este acuerdo queda patente que la colaboración entre distintos territorios es posible y deseable, y con ella ganan todos los españoles. «Todos estamos llamados a ser solidarios porque todos somos al mismo tiempo receptores de la solidaridad de los demás».

El jefe del Ejecutivo ha insistido en la idea de que este gran pacto territorial «es el mejor ejemplo de que no hay ninguna materia cuya complejidad resulte insuperable si se aborda a través de un diálogo franco, constructivo y en un estado de lealtad institucional y compromiso con los ciudadanos». «El camino hacia un mayor bienestar pasa siempre por un mejor entendimiento», ha concluido.