Los independentistas del PSC no asumen su derrota
Pere Navarro durante la última sesión de control en el Parlamento Catalán - efe
psoe

Los independentistas del PSC no asumen su derrota

Los críticos piden a Pere Navarro que presente en el Parlamento Catalán una resolución propia sobre la consulta

Actualizado:

La corriente crítica del PSC Agrupament Socialista exigió ayer al primer secretario, Pere Navarro, que el Grupo socialista en el Parlamento catalán presente al pleno una «resolución propia» para pedir al Estado la transferencia de la potestad de celebrar una consulta a través del artículo 150.2 de la Constitución.

En declaraciones a los medios antes de celebrar un acto, el alcalde de Lleida y miembro de la corriente, Ángel Ros, ha argumentado que esta resolución propia demostraría que el PSC tiene una «actitud proactiva» en defensa del «derecho a decidir», lo que a su juicio es indispensable para que el partido se presente como una opción mayoritaria para los ciudadanos.

Hasta ahora, la cúpula del PSC se ha desmarcado de la propuesta de resolución que CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP quieren presentar en la Cámara para llevar la consulta al Congreso, por lo que los críticos exigen a la cúpula socialista que presente una propia.

Esta resolución propia plantearía pedir la transferencia de la consulta no al Congreso, sino a la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, un órgano previsto por el Estatut que ya se ha reunido en varias ocasiones en el pasado y al que acuden representantes de ambas administraciones.

Los críticos, en cuyas filas hay diputados en el Parlament como el propio Ros o la exconsellera Marina Geli, llevarán esta petición a la reunión semanal que el Grupo socialista celebra en el Parlamento, una petición que ya hicieron en el Consell Nacional del partido de este mes y que fue tumbada por una amplía mayoría de los cuadros del partidos.

Fecha y pregunta

El exdiputado del PSC en el Parlament y miembro de la Ejecutiva Daniel Font ha argumentado que eligen la comisión Bilateral porque hasta ahora no ha habido «ningún diálogo productivo» y es el lugar natural para plantear la transferencia de la competencia para celebrar la consulta y también para fijar la fecha y la pregunta.

Hay dos escenarios que por ahora los críticos no contemplan: dejar el partido, y desmarcarse del PSC en la votación parlamentaria de la resolución que presenten CiU-ERC-ICV-EUiA-CUP: «Hipótesis sobre hipótesis no podemos hacer. De momento no hay ninguna resolución presentada», dijo Ros.

La concejal del PSC en Girona Pia Bosch, que también forma parte de la corriente, ha argumentado que el PSC debe presentar una resolución propia para no quedarse al margen de los partidos que defienden la consulta, una defensa que comparte el «80 por ciento de la población».