Cartel de búsqueda de Hodei Eguiluz en Internet
Cartel de búsqueda de Hodei Eguiluz en Internet

Desaparecido un joven vasco en Bélgica

La Policía busca en Amberes a Hodei Eguiluz Díaz, un ingeniero informático de 23 años, en paradero desconocido desde la madrugada del viernes al sábado

Actualizado:

La Policía Federal belga busca desde el lunes al joven vasco de 23 años Hodei Egiluz Díaz, en paradero desconocido desde que el pasado viernes asistió a una cena con otros jóvenes como él becados o con trabajo en la ciudad de Amberes.

Al término de la fiesta, a eso de las dos de la madrugada del sábado, Hodei se dirigió al piso compartido donde vive con otros jóvenes. Un amigo se despidió de él en un cruce de calles próximo a la Estación Central de Amberes y desde entonces no se ha vuelto a saber de él. El joven de Galdácano, ingeniero informático por la Universidad de Deusto, no acudió a la comida a la que habían quedado al día siguiente.

Los amigos de Hodei, convencidos de que no se trata de ninguna «escapada», denunciaron el lunes su desaparición al comprobar que no respondía a las llamadas al teléfono móvil ni se encontraba en su domicilio. La Policía Federal se ha hecho cargo de la investigación y la fiscalía de Amberes, en colaboración con la fundación Child Focus, ha lanzado una campaña de búsqueda de testigos que ayuden a aclarar la desaparición.

«Entre las dos y las tres de la mañana se separaron cerca de la fritería nº1, situada en la esquina entre Hoogstraat y Suikerrui. Desde entonces no hemos tenido noticias», señala el aviso oficial remitido por la fiscalía a los medios de comunicación y distribuido también a través de internet con su descripción y fotografías.

Hodei es «muy responsable», según sus amigos. Terminó la carrera de Ingeniería Informática en 2012 y buscó empleo en Bélgica, un país que este joven que mide 1,80 y habla inglés y euskera conocía porque había estado becado en la ciudad de Gante. Desde marzo trabajaba en una compañía especializada en soluciones tecnológicas en Amberes, a unos 40 kilómetros de Bruselas. En el momento de su desaparición vestía una sudadera gris con capucha, camiseta roja, vaqueros y una bufanda de cuadros blancos y negros.

El diario « Gazet van Antwerpen» recogía ayer la «angustia y preocupación» de los amigos por la desaparición de Hodei, que «no es coherente con su personalidad», y colgaba en su edición digital cuatro fotos del joven.

El Consulado General de España en Bélgica y la Delegación de Euskadi están en alerta, pero por orden de la Policía Federal guardan un total mutismo, según señala El Correo. Los padres del joven llegaron ayer a Amberes para seguir de cerca la búsqueda.