Dos inmigrantes desalojados de la Isla de Tierra en 2012 demandan a España ante el TEDH
Soldados españoles, en 2012, abastecen de agua y comida a los 81 inmigrantes llegados a la Isla de Tierra - efe

Dos inmigrantes desalojados de la Isla de Tierra en 2012 demandan a España ante el TEDH

El documento presentado al tribunal argumenta que no tuvieron acceso al procediendo de asilo y de extranjería

Actualizado:

Dos ciudadanos cameruneses han presentado este jueves ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) una demanda contra el Estado español por haber sido desalojados a Marruecos, junto a otras 71 personas, de la Isla de Tierra en septiembre de 2012, sin acceso al procediendo de asilo y de extranjería.

En su demanda, solicitan que el Alto Tribunal condene a España por haber ejecutado una «expulsión colectiva» que está «expresamente prohibida» por el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH), negándoles la posibilidad de solicitar asilo en España y acceder a la tutela judicial recogida en la normativa española e internacional, según ha informado Migreurop, red formada por las organizaciones ACSUR, Andalucía Acoge, APDHA, CEAR, Elín, Mugak y SOS Racismo.

«Se cometió una infracción flagrante de la regulación», ha explicado Mikel Mazkiaran, de SOS Racismo. El caso se remonta a agosto de 2012, cuando dos embarcaciones arribaron al islote de Isla de Tierra, cerca de las costas marroquíes, con 73 personas. Varios días después, en la madrugada del martes 4 de septiembre, el Gobierno ejecutó una orden de expulsión colectiva de estas personas a Marruecos.

Ahora, en la denuncia presentada ante el TEDH, se señala que la Ley de Extranjería, al igual que el CEDH, contempla la obligatoriedad de las autoridades de informar a los inmigrantes interceptados de sus derechos, ofreciéndoles la posibilidad de acceder a un abogado, a un intérprete y a la tutela judicial efectiva.

Buscar a los inmigrantes

Tras varios meses de investigación, las organizaciones españolas de Migreurop, en colaboración con la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), consiguieron localizar en Rabat a dos de las personas expulsadas del islote en 2012, Enmanuelle y Denis, quiénes habían conseguido regresar a territorio marroquí tras su expulsión a Argelia.

Según relataron, tras su expulsión, Denis fue víctima de una brutal paliza por parte de la gendarmería marroquí al negarse a subir a un autobús con destino al desierto argelino, dónde sería abandonado a su suerte. Mientras, Enmanuelle se vio obligado a solicitar protección internacional en Marruecos, país que carece de un sistema eficaz de asilo y dónde existe un grave problema de discriminación hacia las personas refugiadas subsaharianas.

Una vez entrevistados e informados de sus derechos, decidieron interponer una denuncia contra el estado Español. «Ahora hay que esperar a que sea admitida o no a trámite», un paso que puede dilatarse varios meses, según ha explicado Mazkiaran.