Duran no descarta romper con Artur Mas mientras Navarro irrita al PSOE
Artur Mas en el debate del Parlamento catalán - ines baucells

Duran no descarta romper con Artur Mas mientras Navarro irrita al PSOE

Fernández Vara propone que el PSOE tenga marca propia en Cataluña

Actualizado:

La alianza entre Unió y Convergència no se sostiene. Cada vez que Artur Mas predica el separatismo es contestado por el socialcristiano Josep Duran Lleida con una nueva apelación a la legalidad y al diálogo con el Gobierno español, mientras que el núcleo duro de CDC arremete a la menor ocasión contra esa tercera vía que defiende UDC. El Debate de Política General que ayer concluyó en el Parlamento catalán solo ha contribuido a solemnizar ese alejamiento entre los dos socios.

Después de que el presidente catalán rechazara públicamente esa vía conciliadora de Unió, hubo réplica de Duran. Lo hizo desde la emisora RAC1, ya que no es diputado en la Cámara catalana, sino en el Congreso. El presidente de UDC ya no descarta la ruptura con Convergència, pero está claro que hay ruido de sables. «Yo no me planteo la ruptura con CDC, pero los hechos pueden llevar a situaciones que tengan consecuencias políticas que uno no quiere ni desea; pero vamos, no me lo he planteado», confesó Duran.

«El mayor autogobierno»

«Estoy de acuerdo en que hay un clamor popular» para celebrar una consulta secesionista y «hasta el último segundo, hay que intentar saltar este muro (en alusión al Gobierno), hablar, dialogar y llegar a un acuerdo. Si no, esto puede llevar a una declaración unilateral de independencia que yo no quiero para mi país, porque es dejar al pairo Cataluña durante muchos años».

Sobre las palabras de Mas referentes a «cien años de decepciones», el líder socialcristiano cree que «es negar un período que fue bien. Los 23 años del presidente Pujol fueron bien. Estoy harto de repetir una frase suya sobre que aquellos 23 años fueron los mejores desde 1714, con más autogobierno, más bienestar y más progreso económico en Cataluña. No es verdad que todo haya ido mal estos años». «No soy antiindependentista, pero no acabo de ver la viabilidad de la independencia», dijo Duran, tras criticar a la «caverna mediática» catalana. Es partidario de una consulta con una pregunta no cerrada, es decir, que permita al votante dar varias respuestas. En este sentido también se pronunció la vicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega (UDC), que está convencida de que así será. La réplica de CDC, una vez más, fue inmediata, pues su secretario de Organización, Josep Rull, lanzó la siguiente frase a través de Twitter: «Una pregunta, tres respuestas». «Si lo llego a decir yo, me cuelgan», dijo Duran. Rull rectificó y escribió en la misma red social: «Una pregunta, Estado propio. Tres respuestas: sí, no o en blanco».

Así están las cosas entre UDC y CDC, que ayer votaron conjuntamente una resolución junto a PSC e ICV en favor del derecho a decidir. Un texto de mínimos para atraer a un PSC que no acaba de encontrar su discurso. Defiende la celebración de una consulta, pero no la independencia, que a fin de cuentas es lo que se pretende. Avala el referendum, pero no llevarlo al Congreso.

«Con el culo al aire»

Pero la división interna de un partido donde el soberanista cobra fuerza, ha llevado a Pere Navarro, a sumarse al derecho a decidir, postulado del que discrepa el líder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba. El secretario general de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, cree que «cada día está más claro» que su partido debería tener presencia propia en Cataluña. El PSC salió en defensa de Duran, al pedir a los diputados de UDC que «no dejen con el culo al aire» a su presidente y votaran una resolución de los socialistas catalanes en favor de la tercera vía. No lo logró.