El estado de salud del Rey es «bastante mejor» que el de los pacientes de su edad
El jefe del Servicio Médico de la Casa, Miguel Fernández-Tapia (i); el experto en Cirugía Reconstructiva de la estadounidense Clínica Mayo, Miguel Cabanela (2i); el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno (2d), y el traumatólogo Ángel Villamor (d) - efe

El estado de salud del Rey es «bastante mejor» que el de los pacientes de su edad

El estado anímico de Su Majestad es «muy bueno», pese a que una recaída afecta a cualquier paciente

Actualizado:

El estado de salud de Su Majestad Don Juan Carlos es «bastante mejor» que el de la media de pacientes de su edad, ha explicado el doctor Miguel Cabanela.

Durante el turno de preguntas en la rueda de prensa ofrecida en Zarzuela, tanto Cabanela, el cirujano que estará al cargo de la intervención, como el traumatólogo Ángel Villamor y el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, han explicado el estado de salud y anímico del Jefe de Estado.

«Es un hombre vigoroso, y toma bastantes menos medicaciones de las que tomo yo», ha indicado Cabanela, reflejando su optimismo sobre el estado general de salu del Rey.

Los tiempos

Dependiendo de si la operación es o no en dos fases y del proceso de recuperación, se prolongará más o menos el tiempo en el que el Rey estará alejado de su agenda, ha indicado Spottorno.

La decisión de si se hace en uno o dos tiempos se decidirá en el momento de la cirugía, cuando cuenten con toda la información: desde qué tipo de germen es, hasta las condiciones del tejido y el estado general del paciente, ha indicado Cabanela.

Estado anímico

El estado anímico del Rey Don Juan Carlos es «muy bueno», según ha indicado el traumatólogo Ángel Villamor, a pesar de que una recaída afecta a cualquier enfermo. «Pero el Rey ha reaccionado maravillosamente bien en el proceso evolutivo», ha explicado. Y ha mostrado sus ganas de recuperarse pronto.

En el caso de la Familia Real, han reaccionado con la «natural preocupación» al conocer que se había generado una infección, ha señalado Spottorno. Sin embargo, «ahora hay optimismo y un cierto alivio» al saber que la causa del malestar de Su Majestad está localizada y tiene tratamiento.