Moratinos, al Gobierno: «La crisis por Gibraltar era evitable e innecesaria»
Captura del blog de Moratinos - abc

Moratinos, al Gobierno: «La crisis por Gibraltar era evitable e innecesaria»

El exministro de Exteriores se queja de las críticas a su labor por parte del actual titular, José Manuel García Margallo

Actualizado:

El exministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos ha dicho este jueves que la crisis abierta entre España y el Reino Unido a cuenta de Gibraltar era «evitable e innecesaria», y ha opinado que el Gobierno, en lugar de rechazar los «logros» alcanzados en el pasado, debería haber intensificado el diálogo.

En una entrada de su blog bajo el título «Gibraltar: crisis evitable e innecesaria», Moratinos ha rechazado las «descalificaciones y medias verdades» con las que «se ha adornado la crisis», originada por el lanzamiento por parte de Gibraltar de 70 bloques de hormigón con pinchos en aguas españolas.

Han sido muchos, empezando por el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, los que han criticado el Foro Tripartito puesto en marcha por Moratinos en 2004 que, a juicio del PP, situaba en igualdad de condiciones a España, Reino Unido y Gibraltar. Moratinos ha explicado que cuando llegó al Gobierno como jefe de la diplomacia española conversó con sus antecesores sobre el Peñón y elogió «privada y públicamente» la labor de Josep Piqué, anterior ministro de Exteriores con el Gobierno del PP. «Hubiera sido deseable que ese espíritu hubiera prevalecido en la actualidad», ha precisado.

Defensa del tripartito

Ha explicado que el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero trazó una estrategia sobre el Peñón orientada «a la mejora de la condición de los ciudadanos del Campo de Gibraltar y a la defensa eficaz de las cuestiones específicas de cooperación para favorecer un clima político proclive a una negociación bilateral sobre la soberanía entre el Reino Unido y España». «En ningún momento se otorgó el veto sobre la negociación a los gibraltareños y sí se desplegó una política para atraer hacia España, desde el respeto y progresivamente, la razón y el corazón de los 'llanitos'», ha añadido Moratinos.

Ha considerado que «sin el apoyo y la aprobación» de los gibraltareños, el Reino Unido «jamás renunciará a la soberanía del Peñón», por lo que ha agregado que sólo la vía diplomática «es el camino para recuperar» Gibraltar y que ésta cuenta con dos instrumentos esenciales: el diálogo y la cooperación. El exministro ha señalado que la actual crisis «era evitable e innecesaria» y que el Gobierno de Mariano Rajoy, en lugar de rechazar los «logros» alcanzados por anteriores ejecutivos, incluido el Foro, «debería haber profundizado en el marco negociador».

En su opinión, también debería haber mantenido «las conversaciones sobre la soberanía con el Reino Unido e intensificar el diálogo y la cooperación con todas las partes dentro del Foro». Un Foro, ha recordado Miguel Ángel Moratinos, en el que siempre participaron, junto a representantes del Reino Unido y de España, los del Peñón, la Junta de Andalucía y el Campo de Gibraltar. «En éste y otros aspectos hubiéramos ahorrado equívocos si se hubiese leído con detalle los textos y comunicados de las reuniones de Madrid y Córdoba», ha subrayado.

Ha recordado que entre 2004 y 2010 los pescadores «faenaron sin problemas» en la bahía de Algeciras y Gibraltar no lanzó bloques de hormigón en las aguas. Moratinos también ha explicado que en esos años se propició un cambio de legislación en materia fiscal y de lucha contra el blanqueo de capitales, a la vez que el Peñón firmó 27 acuerdos para salir de la lista de paraísos fiscales de la OCDE.

También se alcanzó el compromiso británico de no reparar en lo sucesivo submarinos nucleares, se aprobó y reguló el uso conjunto del aeropuerto y el tráfico libre de ciudadanos españoles y gibraltareños, ha continuado Moratinos. «A día de hoy, y al no existir una plataforma de encuentro y de debate, las partes han caído en la tentación de adoptar acciones unilaterales siempre rechazables, como la de arrojar bloques de hormigón al mar, que podrían haberse evitado mediante el diálogo efectivo», ha matizado.