Herida grave una española tras ser agredida con un hacha en un aeropuerto de China
La enfermera española estaba en China acompañando a su marido, empresario de importaciones - efe

Herida grave una española tras ser agredida con un hacha en un aeropuerto de China

Un desconocido ha golpeado a esta enfermera jiennense provocándole daños en la cabeza, los brazos y en su mano derecha

Actualizado:

Una enfermera jiennense aunque residente en la provincia de Málaga, Irene Simón Donaire, de 33 años de edad, ha resultado herida de gravedad tras ser agredida por un desconocido cuando se encontraba en el aeropuerto de la ciudad china de Guangzhou.

El consulado español en la localidad está «en continua comunicación» con la familia. La madre de la joven, María Dolores Donaire, ha explicado que el suceso se produjo cuando su hija se encontraba en el referido aeropuerto y una persona «se acercó a ella por detrás» y con un arma que desconoce –«un hacha o una catana», según ha apuntado– «intentó degollarla».

Como consecuencia de la agresión, Irene ha sufrido heridas en la cabeza, los brazos y su mano derecha, que ha quedado «completamente fracturada», y de la que incluso ha habido que amputarle la falange de un dedo, según ha explicado a su madre, que tras lo sucedido logró hablar por teléfono con su hija mientras la trasladaban en una ambulancia a un hospital, de forma que fue ella misma quien le confirmó que se encontraba «grave».

Esta enfermera jiennense, que trabaja para una mutualidad de Vélez-Málaga, se encuentra actualmente disfrutando de un permiso especial de trabajo después de haber dado a luz a una niña hace ocho meses, y está casada con un empresario de bisutería e importación que, por motivos laborales, viaja con frecuencia a China, donde incluso tiene alquilada una casa.

Irene se había desplazado hacia el país asiático precisamente para ayudar a su marido a la hora de adquirir productos para su negocio, ya que éste había sufrido recientemente un percance que mermaba sus condiciones físicas, según ha relatado Dolores, quien ha señalado que en el momento en el que se produjo la agresión –de la que se han hecho eco este martes diversos medios locales–, su hija se encontraba sola porque su esposo estaba tratando de averiguar el sitio en el que facturar el equipaje de su mujer, que iba a regresar este mismo lunes a España, un día antes que su marido. Tras lo sucedido, fue trasladada a un hospital militar de la citada localidad china, donde ha sido operada durante aproximadamente nueve horas para "suturarle heridas, reparar lesiones en venas y tendones, aplicarle un implante capilar y transfundirle sangre».

Operada de urgencia

La enfermera fue operada esta madrugada de urgencia en un hospital del sur de China. La intervención, detalla la hermana, duró alrededor de 9 horas, en la que trataron de reconstruirle todos los vasos sanguíneos debido a la gran pérdida de sangre por el ataque, añade la familiar.

Sobre el atacante, la familia de la agredida sólo pudo señalar que salió corriendo tras la agresión y que, al parecer, saltó desde una planta superior del aeropuerto en un intento de suicido y ahora se encuentra en coma.

El hombre, según confirmaron los familiares, está bajo custodia policial, mientras el Consulado de España en Cantón está en constante contacto con las autoridades chinas para conocer lo ocurrido así como con la familia, según confirmaron fuentes diplomáticas a Efe y la propia familia, que quiso destacar expresamente el trabajo de las autoridades españolas asistiendo a la española herida.