Morenés aclara que la denuncia de Bárcenas sobre el pago a los militares del Yak-42 es falsa
El ministro de Defensa, Pedro Morenés - OSCAR DEL POZO

Morenés aclara que la denuncia de Bárcenas sobre el pago a los militares del Yak-42 es falsa

El extesorero del PP aseguró que varios miles de euros de la presunta caja B se destinaron a pagar a los abogados de los mandos juzgados por el accidente del avión

Actualizado:

El Ministerio de Defensa ha investigado la denuncia que hizo el extesorero del PP Luis Bárcenas acerca de que el exministro Federico Trillo había pagado con dinero de la 'caja B' del partido la defensa de los militares procesados por el accidente del Yak 42 y ha concluido que es falso. Así lo ha asegurado en una entrevista con Europa Press el ministro de Defensa, Pedro Morenés, que ha asegurado que su Departamento "en ningún caso se ha visto afectado por ningún tipo de declaración" de Bárcenas "ni va a verse afectado".

No obstante, según ha explicado Morenés, tras conocer la denuncia que hizo el extesorero al juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, se trató de "investigar el alcance de semejante manifestación con las personas que en su momento pudieran haber sido o verse involucradas en semejante manifestación". "Y hemos comprobado que no es cierto en absoluto", ha recalcado el ministro, que ha recordado que incluso ha habido "cartas de protesta" por parte de los militares procesados que han rechazado la versión que dio Bárcenas al juez.

De hecho, según Defensa, estos militares llegaron a pedir al Ministerio que les abonara los gastos de su defensa, una vez quedaron libres de cargos en el proceso. Eso sí, Morenés no ha querido entrar a valorar "por qué este señor ha dicho esta cosa", aunque ha asegurado que, en cualquier caso, no da importancia a sus palabras porque no da "ningún pábulo" a sus palabras. El mismo día que trascendió la declaración de Bárcenas, los familiares de víctimas del accidente del Yak, pidieron al PP que aclarara de manera "urgente" si Trillo pagó con dinero negro la defensa de los procesados, ya que, de ser cierto, sería "una nueva afrenta para con los víctimas y sus familias".