Valencia respalda el déficit diferenciado porque la financiación también es asimétrica
El presidente valenciano Alberto Fabra, en una imagen de archivo - rober solsona

Valencia respalda el déficit diferenciado porque la financiación también es asimétrica

El gobierno que preside Alberto Fabra pide un nuevo modelo de financiación «más justo» que termine con «la discriminación»

Actualizado:

La Generalitat Valenciana ha reiterado este miércoles que la aprobación de un déficit diferenciado para cada autonomía responde a las peticiones realizadas desde la Comunidad porque la financiación de cada una de las regiones también es diferenciada y ha recalcado que esta situación pone de manifiesto la necesidad de un nuevo modelo de financiación «más justo».

Así lo han apuntado fuentes del Gobierno valenciano a Europa Press, tras la decisión del presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, de prorrogar sus Presupuestos para 2013 y autorizar a su Consejería de Economía a presentar un requerimiento contra el Estado para que modifique el objetivo de déficit para este año, paso previo a interponer un recurso contencioso administrativo.

Desde la Generalitat Valenciana han subrayado que la aprobación, por primera vez, por parte del Consejo de Política Fiscal y Financiera, de objetivos de déficit diferenciados o asimétricos para cada una de las comunidades autónomas, «responde» a las peticiones realizadas desde la Comunidad dado que si la financiación «es asimétrica, el déficit también ha de serlo», como ya indicó en su día el consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues.

En esta línea, desde el Consell recuerdan que han reivindicado un déficit asimétrico «porque la financiación también es asimétrica, pues lo que reciben las comunidades autónomas por el sistema de financiación es muy dispar, como muestran los últimos datos publicados correspondientes a la liquidación de 2011».

La Generalitat sostiene que esto refleja «más si cabe, la necesidad de un nuevo modelo de financiación, más justo con la Comunidad y que acabe de una vez por toda con la discriminación de los valencianos». Asimismo destaca la necesidad de que ese nuevo sistema de financiación, aunque se negocie a lo largo de 2014, su entrada en vigor tenga efectos a 1 de enero del próximo año.