La caja negra Teloc 2500 dará las claves del accidente de Santiago
Técnicos y policía científica llegan al juzgado de Santiago de Compostela para analizar las cajas negras - efe

La caja negra Teloc 2500 dará las claves del accidente de Santiago

Revelará velocidad, interactividad con Garzón, si frenó y sistema de emergencia

Actualizado:

En paralelo a la investigación judicial, como parte fundamental para aclarar todas las responsabilidades en el siniestro, las pesquisas de lo acontecido se centran ahora en la caja negra del Alvia, que corresponde al modelo Teloc 2500, según explicaron a ABC fuentes del caso.

El dispositivo, indestructible y muy similar al que portan los aviones, será abierto este martes en presencia del titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, el juez Luis Aláez; el director corporativo de seguridad en la circulación de Renfe, Antonio Lanchares y bajo la supervisión de una comisión judicial y varios peritos expertos.

Los encargados de recuperar el contenido de las cajas negras se encuentran ya en dependencias judiciales de la capital gallega para iniciar el volcado de los datos a un ordenador, según informa Efe. Los técnicos llegaron unos minutos antes de las diez de la mañana a la sede del juzgado.

Desde su localización, la caja negra permanece bajo custodia de la Policía Judicial en la Comisaría de Policía de Santiago de Compostela, cuyos agentes ya han empezado a tomar declaración a algunos testigos del accidente. Esta diligencia se está llevando a cabo poco a poco, en primer lugar para no atosigar a quienes presenciaron y, sobre todo, a quienes vivieron el descarrilamiento, pero también porque los propios funcionarios están desbordados después de varios días de trabajo.

Como se ha dicho, el contenido de la caja negra es esencial para determinar lo sucedido, ya que recoge cualquier tipo de acción, advertencias de seguridad o avisos a la conducción que se desarrolle en la máquina del tren, así como las comunicaciones internas o particulares del habitáculo. La apertura y vaciado de la caja revelará la velocidad exacta a la que circulaba el tren, en qué momento frenó el conductor, si activó correctamente el dispositivo hombre muerto (si pasa un minuto sin hacerlo, el convoy se bloquea de forma automática); las señales de tracción, qué ocurrió con los sistemas de emergencia (si saltó la alarma o en qué momento se produjo el incendio) y un largo etcétera. Todo ello será clave para reconstruir la tragedia, junto a la declaración del maquinista y del resto de testigos y supervivientes.