Los nuevos chalecos antibalas de la Policía ya se reparten entre los agentes
Imagen del nuevo chaleco presentado por la policía - De san Bernardo
policia

Los nuevos chalecos antibalas de la Policía ya se reparten entre los agentes

Cosidó, Director General de la Policía, ha reiterado la importancia de la seguridad en el trabajo de los efectivos

Actualizado:

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, afirmó este martes durante la presentación del nuevo chaleco antibalas-anticuchillo, que se asignará a todos los agentes que patrullen en la calle, que «la seguridad de los policías es una prioridad máxima para la Dirección General de la Policía».

El Director General de la Policía ha presentado este nuevo elemento de protección policial que será repartido a más de 21.000 agentes, garantizando así la máxima eficacia, protección y comodidad de los efectivos. A pesar de que ha supuesto una inversión de seis millones de euros, Cosidó ha recalcado la necesidad de la máxima innovación en términos de seguridad de los efectivos, ante la creciente especialización del crimen organizado y la actuación en toda Europa de grupos y bandas que utilizan cada vez más la violencia para la comisión de sus delitos.

Ignacio Cosidó, junto a un representante del Servicio de Armamento de la Policía Nacional ha explicado las características técnicas de este chaleco que está formado por un conjunto de láminas a base de fibras sintéticas de alta resistencia. Estas fibras son resistentes al calor, al frío y al agua, manteniendo sus propiedades entre los 100 ºC y -30 ºC. Además son resistentes al fuego y no comenzarán a carbonizarse antes de los 200 ºC.

Los chalecos van destinados en su totalidad a los agentes operativos que realizan su servicio cotidiano en situaciones en las que se estima una posibilidad elevada de agresiones imprevisibles. Ignacio Cosidó ha asegurado que «es necesario que los policías se sientan seguros para ofrecer un servicio de seguridad al ciudadano». Por ello se distribuirán a miembros de las distintas unidades de Seguridad Ciudadana, tando a nivel central como periférico.

Santiago

Cosidó ha dedicado unas palabras al accidente de Santiago, afirmando que se han puesto a disposición de la Policía de Santiago todos los medios para que el atestado sobre el accidente se haga «con el máximo rigor, la máxima rapidez y la máxima precisión» para que el conjunto de los ciudadanos pueda conocer la verdad y se esclarezcan judicialmente los hechos.

Cosidó se ha mostrado convencido de que el trabajo de la Policía Judicial va a estar a la altura de la labor «ejemplar» de los equipos de seguridad ciudadana que participaron en las labores de auxilio a las víctimas en primera instancia y de la Policía Científica que identificó a las víctimas del accidente.

Por último, ha felicitado a la Policía Nacional por su trabajo de auxilio a las víctimas de la catástrofe, que realizaron 400 funcionarios de la comisaría de Santiago y de las Unidades de Intervención desplegadas con motivo de la festividad de Santiago, demostrando la «vocación de ayuda humanitaria» del cuerpo.