Se repiten las colas para pasar la verja desde Gibraltar a La Línea
Monumentales colas de vehículos este viernes en Gibraltar - nono rico

Se repiten las colas para pasar la verja desde Gibraltar a La Línea

La Guardia Civil realiza controles a todos los vehículos para tratar de detectar contrabando

Actualizado:

A lo largo de la mañana han vuelto a repetirse las largas colas de vehículos registradas ayer para pasar la verja desde Gibraltar a la Línea.

A las 14.00h. de la tarde, según fuentes de la Guardia Civil, el tiempo estimado para atravesar la verja era de una cuatro horas y media. La demora en el paso se debe a que la Guardia Civil realiza controles a todos los vehículos para tratar de detectar contrabando. Los conductores hacen sonar los cláxones en señal de protesta.

Esta situación se produce después de que, durante el miércoles y el jueves, un remolcador procedente de Gibraltar haya estado lanzando al mar bloques de hormigón con pinchos en la zona en la que suelen faenar los pesqueros españoles, cerca del Peñón. Esta actividad provocó el jueves momentos de gran tensión cuando una de las embarcaciones de la Royal Police de Gibraltar colisionó con uno de los barcos –el «Divina Providencia», provocándole serios daños en la proa.

La controvertida construcción de arrecifes

El lanzamiento de varias decenas de bloques de hormigón motivó que tres patrulleras de la Guardia Civil se presentaran en el lugar para proteger a los pesqueros e impedir el acoso que sufrían. Los pescadores han denunciado que el lanzamiento de los bloques de hormigón ahuyenta la pesca de la zona y que los pinchos que llevan hacen imposible que se pueda practicar la pesca de arrastre.

El Gobierno gibraltareño justifica esa actividad en la construcción de arrecifes que -asegura- darán cobijo a distintas especies marinas, y afirma que no tolera interferencias en su jurisdicción, en referencia a las aguas próximas al Peñón, que reclama como suyas.

El Ministerio español de Asuntos Exteriores ha presentado una queja formal a Londres por el lanzamiento de los bloques de hormigón y ha recordado que las citadas aguas no figuran como cedidas al Reino Unido en el Tratado de Utrecht.