Sesenta pirómanos detenidos en 2012
D0s agentes del Seprona recogen restos en un incendio para su análisis - ABC

Sesenta pirómanos detenidos en 2012

El Seprona imputó a más de un millar de «delincuentes medioambientales»

C. M.
Actualizado:

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil detuvo durante el pasado año a 339 personas e imputó a otras 1.098 por delitos relacionados con el medio ambiente. De ellos, los incendios forestales ocuparon un papel destacadísimo como ocurre en los últimos años. Sesenta arrestados por provocar incendios forestales y 206 imputados. Los agentes lograron esclarecer 2.767 siniestros en los que hubo seis muertos y 19 fallecidos. Los bosques en llamas obligaron a evacuar a miles de españoles y la Guardia Civil colaboró en el traslado de 22.521.

«La mayoría de los grandes incendios se deben a imprudencias —quema de rastrojos y pastos— y casi la otra mitad no tienen sentido», explicaba hace unos meses a ABC el capitán de la Guardia Civil José Luis González. Quienes prenden la llama con una motivación son incendiarios; el pirómano, en cambio, sufre un trastorno mental que le atrae hacia las brasas. El Seprona no ha especificado en su balance (no es su cometido) cuántos de los detenidos pertenecen a cada grupo, una delimitación que sigue haciendo la Fiscalía de Medio Ambiente con su investigación sobre el perfil psicosocial de quienes queman el monte.

Pero investigar incendios es solo una parte de la crucial labor que desarrollan los vigilantes del Medio Ambiente. El año pasado, el Seprona cursó 99.585 denuncias, 2.005 de ellas por infracciones penales y 97.580 por infracciones administrativas.

Maltratadores de animales

De entre las 1.437 personas detenidas o imputadas, 140 lo fueron por infracciones contra los animales domésticos y más de 50 fueron detenidas por delitos de furtivismo y otros hechos similares. Los residuos (peligrosos, urbanos, etc), los ilícitos contra la fauna, la caza y la pesca acaparan la casuística. Más de 17.000 infracciones por residuos, 15.000 delitos contra la fauna y casi diez mil de caza.

Buitres leonados y zorros envenenados

Los venenos en el campo siguen dando quebraderos de cabeza; ni es fácil encontrarlos ni mucho menos dar con los autores. El Seprona llevó a cabo 145 actuaciones, en las que se localizaron 402 cebos envenenados y 342 animales muertos, y se procedió a la detención o imputación de 16 personas. La especie que más se han visto afectada es el buitre leonado con 60 ejemplares muertos por el consumo de estos productos ilegales; además se encontraron 42 cadáveres de zorro.

En los controles realizados en el transporte y comercio de especies de pesca se han incautado 42.050 kilos en el ámbito del programa Paciac (conocido por tratar de evitar el comercio en tallas no reglamentarias -pezqueñines-), además de un total de 150.199 kilos de especies concretas: caballa, pijotas, etc.

Por maltrato o abandono de animales domésticos hubo 1.505 actuaciones, que acabaron con 19 detenidos y 112 imputados.