La pornografía infantil por WhatsApp, también delito
Imagen de un Smartphone - ABC
policia

La pornografía infantil por WhatsApp, también delito

La Policía recuerda que la utilización de este canal para su difusión constituye el mismo delito y está igualmente penado

Actualizado:

La Policía lanza una advertencia sobre la tenencia, publicación y difusión de contenidos de pornografía infantil desde los smartphones. A raíz de la detención de diez personas, cinco de ellas menores, por tenencia y difusión de material pornográfico infantil a través de sus móviles, la policía ha recordado que ambos actos son constitutivos de delito y penados de igual forma que si se hiciera por Internet.

No es la primera vez que la Policía llama la atención acerca de este tipo de actuaciones. Hace unas cuantas semanas ya detuvo la difusión de un video de contenido sexual entre menores. La Brigada de Información Tecnológica continuó la investigación y por ello han detenido a estas diez personas por difusión de imágenes por WhatsApp y su publicación en Twitter. Los diez detenidos en este fase de la investigación por las difusión de los citados vídeos han quedado en libertad: los mayores de edad con la obligación de comparecer ante el juzgado correspondiente y los menores ante la Fiscalía de Menores.

El oficial de Policía Eduardo Casas ha explicado que ha raíz del aviso de que difundir estos vídeos por internet suponía un delito, algunas personas comenzaron a utilizar WhatsApp como canal de transmisión, y ha advertido que « sigue siendo el mismo delito y se persigue con la misma fuerza» independientemente del canal,como demuestran las diez últimas detenciones.

Además, Eduardo Casas ha reconocido que «lo que sí están favoreciendo estos teléfonos es la producción y la facilidad para grabar, ya que antes no llevábamos una cámara de vídeo encima y ahora prácticamente todos la tenemos en el teléfono».

La denuncia por Twitter, también delito

Además, la Policía ha publicado una serie de directrices que pueden verse en su página web en las que insiste que cualquiera que tenga conocimiento de que existen imágenes o vídeos de ese tipo debe comunicarlo a la Policía pero nunca publicarlo en redes sociales o reenviarlo en mensajes.

Para ello facilita una dirección de correo electrónico en la que los ciudadanos pueden denunciar de forma privada, «denuncias.pornografia.infantil@policia.es»