La Audiencia Nacional absuelve de «kale borroka» el batasuno Ernesto Prat
Imagen de Ernesto Prat Urzainqui - AFP
terrorismo

La Audiencia Nacional absuelve de «kale borroka» el batasuno Ernesto Prat

El Tribunal ha considerado insufientes las pruebas para considerarlo miembro activo de la organización

Actualizado:

La Audiencia Nacional ha absuelto a Ernesto Prat Urzainqui al no encontrar suficientes las pruebas para condenarle por integración en una organización terrorista satélite de ETA.

Urzainqui fue detenido en el curso de una operación policial que investigaba los ataques de la denominada «kale borroka» en la localidad navarra de Barañaín. Al tener conocimiento de que era buscado se dio a la fuga, pero fue detenido finalmente en Francia y entregado a España por sus autoridades.

Al practicarse un registro de su domicilio se encontraron diversos objetos que inicialmente pudieron tener un valor incriminatorio. Entre ellos una agenda con diversas anotaciones comprometedoras de la cual había arrancado hojas o una carta remitida por Fermín Sánchez Agurruza, preso como consecuencia de su militancia en ETA, cuyo contenido parecía vincularle a la banda.

Pruebas insuficientes

Durante sus respectivas declaraciones, los también detenidos en la operación, Alberto López Iborra y Maider Caminos Miranda, quiénes habían identificado al propio Urzainqui como perteneciente a una organización terrorista satélite de ETA, no ratificaron su declaración ante la Guardia Civil el día de su detención. Por ello, la Audiencia Nacional desestimó tales testimonios al carecer de valor probatorio, puesto que cuando estos no se ratifican ante la autoridad judicial no tienen valor de prueba.

La Audiencia Nacional en su sentencia se hace eco de la doctrina del Tribunal Supremo, que señala que para la comisión de un delito de enaltecimiento del terrorismo es necesario la militancia activa en la organización; condición que, considera la Audiencia Nacional, no se cumple en la documentación incautada en la vivienda de Urzainqui.

La carta encontrada tiene fecha del año 2000, ocho años antes de la detención de Urzainqui, pero contenía información que le relacionaba con la organización, como la pregunta de Fermín Sánchez Agurruza:«me gustaría conocer mucho la organización EKIN.¿Por qué no le pasas los folletos a Isabel?». Sin embargo la Audiencia Nacional ha considerado el conjunto de las pruebas insuficientes y por ello Urzainqui ha quedado finalmente absuelto.