Rajoy: «Debemos evitar que Europa se quede atrás»
Mariano Rajoy ocupa su escaño en el Congreso - efe
congreso de los diputados

Rajoy: «Debemos evitar que Europa se quede atrás»

Rubalcaba se une al Gobierno para pedir planes y más velocidad en las decisiones de la Unión Europea

Actualizado:

Mariano Rajoy ha aprovechado su comparecencia en el Pleno del Congreso para volver a urgir a la Unión Europea a tomar decisiones rápidas y a no quedarse atrás para comenzar el crecimiento económica y la creación de empleo. En la línea de su discurso en la Junta Directiva Nacional del PP, la semana pasada, cuando empezó a subir su tono sobre Europa, y que luego reiteró el lunes en el Palacio de la Moncloa, esta mañana ha vuelto a hablar con claridad y rotundidad: «La crisis chipriota parece encauzada, pero nos deja un mensaje claro: la necesidad de imprimir una mayor velocidad a la unión bancaria. Con una unión bancaria en funcionamiento, hoy no estaríamos hablando de una crisis financiera en Chipre».

Rajoy ha leído la cartilla a algunos dirigentes de la Unión Europea por declaraciones como las del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, quien aseguró que el rescate de Chipre podía servir de precedente para otros países, lo que hizo bajar las bolsar y subir las primas de riesgo. «Para mantener la confianza, es importante no solo tomar decisiones adecuadas, sino también mantener un alto grado de coordinación, eficiencia y transparencia en todas las partes afectadas», señaló Rajoy.

Según el presidente del Gobierno, «a la hora de hacer declaraciones hay que ser prudentes, actuar con precisión y con mesura y ajustarse a los acuerdos alcanzados. Justo lo contrario de lo que fueron las deafortunadas declaraciones del presidente del Eurogrupo, que generaron dudas y alimentaron la incertidumbre y la volatilidad en torno a la moneda única». «Nos perjudicó a todos», ha completado su regañina Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en que «sin crecimiento económico no es posible la creación de empleo» y ha recordado que la zona euro es la única área económica del mundo que estará en recesión este año. «Debemos evitar que Europa se quede atrás. Es necesario, y cada vez con más urgencia, revertir la situación de estancamiento que vive Europa, con todos los instrumentos a nuestro alcance».

Rajoy ha reiterado en los cinco puntos que basan la actuación de su Gobierno en la Unión Europea: consolidación fiscal, reformas estructurales en los Estados miembros, reformas en la Unión Europea para avanzar hacia una mayor integración europea, eliminación de la segmentación financiera y la provisión adecuada de liquidez, y la consecución de una auténtica Unión Económica y Monetaria. «La solución de la crisis y el futuro de Europa pasan por más integración».

Rubalcaba coincide

El presidente del Gobierno sigue creyendo que el ritmo en Europa es demasiado lento: «Me hubiera gustado ver un ritmo superior en los trabajos y una mayor intensidad en la puesta en práctica de los planes aprobados». «Pero así es la construcción de Europa», ha dicho con un punto de resignación. «Hay que perseverar y no dar nunca la batalla por perdida». En todo caso, la clave estará en el Consejo Europeo de junio, donde se tomarán decisiones importantes en esa línea. Rajoy cree que hay que «hacer un alto en el camino para repensar Europa, replanteándonos sus objetivos, la intensidad de su integración o su diseño político».

El jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha quedado sin espacio ante el discurso de Rajoy. ¿Qué más podía decir? Salvo criticar el «fiasco» del Consejo Europeo de marzo, por no tomar decisiones importantes, y criticar las políticas de Merkel, «que es defender a Europa», poco más podía criticar. De hecho, su tono crítico no se ha correspondido con el fondo de su mensaje europeo, básicamente de acuerdo en todo con el presidente del Gobierno.

«Nos tienen que dar más margen de maniobra en el déficit público», ha pedido Rubalcaba, algo que coincide con el planteamiento del Ejecutivo. Pero Rubalcaba lo dice como si fuera petición suya, y los socialistas le aplauden. Está convencido de que nos darán dos años más de margen para cumplir los objetivos de déficit, y ha pedido a Rajoy que «tenga en cuenta las necesidades de las comunidades autónomas, para compartir la flexibilidad del déficit con ellas».

Rubalcaba ha constatado que la situación «es dramática y se pudre por momentos en los países del sur de Europa». Por eso, ha señalado que desde el PSOE se impulsará con la izquierda de los países del sur «planes y calendarios» y se exigirá más velocidad. «No podemos esperar más», ha advertido.