La Policía intercepta un contenedor de cacahuetes con 134 kilos de cocaína
Se intervinieron cinco bolsas con 134 kilos de cocaína - abc

La Policía intercepta un contenedor de cacahuetes con 134 kilos de cocaína

La droga fue enviada desde Brasil y el destinatario de la mercancía legal era una empresa valenciana

Actualizado:

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria han interceptado en el puerto de Valencia un contenedor de cacahuetes con 134 kilogramos de cocaína. La droga fue enviada desde Brasil y el destinatario de la mercancía legal era una empresa valenciana.

Según informó la Policía, las investigaciones comenzaron a finales del mes pasado, cuando los investigadores recibieron una información sobre la llegada al puerto de Valencia de un barco que transportaba un contenedor, en principio, cargado con cuchillos y procedente del municipio de Santos, en el estado de Sao Paulo (Brasil).

Al parecer, junto a la mercancía legal, se había introducido una cantidad indeterminada de estupefaciente por el método del «gancho ciego». Esta técnica consiste en romper los precintos originales de la carga para introducir la sustancia ilegal y volver a cerrarla con nuevos precintos.

A la llegada de la embarcación, los funcionarios procedieron en primer lugar a la inspección de seis contendedores sospechosos, con resultado negativo. Al día siguiente, se realizó un análisis de los datos relativos a los 1.715 contenedores que el barco había descargado en el puerto valenciano, sin que tampoco se pudiese localizar cargamento alguno de cuchillos, como indicaban las primeras informaciones, ni de objetos similares.

Nuevas pesquisas de los investigadores permitieron la averiguación del número del contenedor que supuestamente transportaba la sustancia estupefaciente, por lo que se procedió de inmediato a contactar con los funcionarios de Vigilancia Aduanera de Valencia, al objeto de localizar la terminal exacta en la que se habría descargado el contenedor en cuestión.

Una vez localizado y puesto bajo vigilancia policial, se realizó la inspección de la carga, esta vez de cacahuetes, y la intervención de cinco bolsas de lona que contenían 134 paquetes de cocaína, así como los precintos que requiere el método utilizado por los narcotraficantes.