Bárcenas reclama al PP 905.000 euros por su «despido improcedente»
El extesorero y exsenador del Partido Popular Luis Bárcenas a la salida de la Audiencia Nacional - efe

Bárcenas reclama al PP 905.000 euros por su «despido improcedente»

Los abogados de las partes han tratado hoy sin éxito buscar un acuerdo que evite el juicio por el despido improcedente que el extesorero denunció el pasado 25 de febrero

Actualizado:

El extesorero del PP Luis Bárcenas reclama a su partido un total de 905.253 euros de indemnización en la demanda por despido improcedente que ha formalizado hoy contra los populares en los Juzgados de lo Social de Madrid después de que el acto de conciliación acabase sin acuerdo.

Bárcenas, en concreto, reclama al PP una indemnización de 894.603 euros, una cuantía calculada en base a las 42 mensualidades que considera que debería haber cobrado por un sueldo de 21.300 euros. A esta cantidad hay que sumarle, según el antiguo senador por Cantabria, 10.650 euros en concepto de liquidación.

Bárcenas, en contra de los sostenido por los populares, asegura en su demanda que continúo trabajando para el PP hasta el pasado 31 de enero como asesor, con un sueldo de 21.300 euros brutos mensuales, y que fue dado de baja de la Seguridad Social sin su consentimiento. La demanda interpuesta esta mañana ha recaído en el Juzgado de lo Social número 16 de Madrid, según informaron fuentes jurídicas.

Sin acuerdo

Los abogados del Partido Popular y de Luis Bárcenas no han llegado a un acuerdo en el acto de conciliación celebrado este viernes en Madrid, por lo que finalmente se verán en los tribunales como consecuencia de la demanda por despido improcedente. La reunión en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) ha comenzado en torno a las 9.10 y ha durado unos quince minutos. A la salida, el abogado de Bárcenas ha dicho que «no ha habido propuesta por parte del PP», al tiempo que ha destacado la falta de voluntad negociadora de los representantes del PP en el acto de conciliación.

En su denuncia, Bárcenas alega que desde marzo de 2010 hasta el 31 de enero de 2013 fue asesor del partido, que le pagaba 21.300 euros brutos mensuales y que fue dado de baja en la Seguridad Social sin su consentimiento. Sin embargo, la dirección nacional del PP ha defendido públicamente que Bárcenas no tenía actividad dentro de la organización política desde abril de 2010, momento en que se acordó con él realizar una «simulación» en forma de «retribución» con pago en «diferido» y con retención a la Seguridad Social, en palabras de la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

La legislación prevé que cuando se produce un despido improcedente haya previamente un acto de conciliación para intentar buscar un acuerdo si es posible y evitar ir a juicio. Sin embargo, la primera respuesta de Génova, hace dos semanas, nada más conocer la demanda del extesorero, fue asegurar que se verían en los tribunales.

En nombre del PP, su abogado Alberto Durán, ha sido el encargado de acudir al acto de conciliación.

Aparte de esta demanda por despido improcedente, Bárcenas ya presentó una denuncia hace diez días contra el abogado del Partido Popular Alberto Durán por abrir sin su consentimiento, el pasado 18 de febrero, el despacho que él tenía a su disposición en la sede del PP.