El juez acusa al diputado de Amaiur Sabino Cuadra de impedir la labor de la Policía
El independentista Sabino Cuadra esgrime su condición de diputado de las Cortes españolas - abc

El juez acusa al diputado de Amaiur Sabino Cuadra de impedir la labor de la Policía

Desestimada la denuncia presentada contra la Policía, que le empujaron y llegaron a darle un golpe con las porras

Actualizado:

El titular del Juzgado número 2 de Pamplona ha archivado la denuncia presentada por el diputado de Amaiur Sabino Cuadra contra la Policía a raíz de los incidentes producidos en la huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas el pasado 26 de septiembre.

En la denuncia, Sabino Cuadra aludió su condición de diputado en el Congreso de los Diputados para denunciar la acción de los agentes de Policía, que le empujaron y llegaron a darle un golpe con las porras ante la actitud del diputado.

El juez justifica esta actuación de la Policía ya que «es la actuación del denunciante, entorpeciendo la actuación policial tendente a mantener el orden público y la paz social, así como a garantizar los derechos de los ciudadanos que no querían hacer huelga el día de los hechos así como la propia integridad física de los funcionarios policiales, haciéndolo además abusando de su condición de Diputado, la que puso en riesgo el correcto ejercicio de las funciones públicas de los agentes».

Es más, el juez reconoce la actuación de los agentes que en esos momentos se encontraban cargando contra los piquetes violentos y «al verse dichas cargas impedidas u obstaculizadas por el denunciante, motivaron que los funcionarios policiales emplearan frente a él también la fuerza necesaria para apartarlo, ello en medio de una actuación de gran tensión como consecuencia de los improperios, gritos e incluso agresiones sufridas por los agentes de la autoridad».

Durante uno de los numerosos incidentes ocurridos en aquella jornada, Sabino Cuadra trató de ampararse en su carnet de diputado español para impedir la actuación de la Policía. Pero, según el juez, «es evidente que no se encontraba realizando ninguna función propia de dicha condición y tampoco cabe afirmar que los funcionarios policiales le golpearan precisamente por su condición parlamentaria ni como consecuencia de su actuación como miembro del Poder Legislativo de España».