La Sortu francesa, a punto
Jone Goiricelaia y Aurore Martin, en la marcha a favor de los presos etarras, el pasado sábado - efe
país vasco

La Sortu francesa, a punto

La «autodisuelta» Batasuna gala ha intensificado sus encuentros con Joseba Álvarez y Pernando Parrena para incorporarse formalmente al nuevo partido de la «izquierda abertzale»

Actualizado:

Pocos días después de que dos dirigentes de la Batasuna francesa anunciaran en Bayona su «autodisolución» para adaptarse a la situación creada tras el cese definitivo de la actividad terrorista anunciado por ETA, ultiman ya las negociaciones para incorporarse a Sortu, qjue el próximo 23 de febrero celebrará su congreso constituyente.

Los batasunos galos ya han asumido la potencia «zutik, Euskal Herria» (Euskal Herria, en pie) que impuso Arnaldo Otegi en el debate mantenido por la «izquierda abertzale» entre 2009 y 2010. Un documento en el que se apuesta por las vías exclusivamente políticas y que constituye la «hoja de ruta» que desde entonces transitan los herederos de Batasuna para consolidar su asalto a las instituciones. Sin embargo, fuentes conocedoras de este proceso consultadas por ABC aseguran que las negociaciones no están resultando del todo fáciles. Así, por ejemplo, los abertzales franceses pretenden tener, al menos, un tercio de la representación en los órganos dirigentes de Sortu que se eligirán en el próximo congreso. Además, de acuerdo con los mismos medios, piden también un documento apéndice en el que se reconozca que lo que denominan «Iparralde» (País Vasco Francés), tiene una realidad diferente a la parte española y por ello requiere ritmos diferentes en el objetivo de la «construcción nacional». Entre otros motivos, porque allí su estrategia de «acumulación de fuerzas» se extiende a captar apoyos de sectores de la izquierda e incluso del PSF porque como primer paso hacia la independencia quiere que las autoridades de París reconozcan la «colectividad territorial», esto es, el embrión de «Iparralde»

Imagen de unidad

Con todo, estas fuentes creen que las diferencias quedarán limadas en los próximos días, ya que de cara a la cita del próximo 23 de febrero, abertzales de uno y otro lado de los Pirineos pretenden dar una imagen de unidad ante los simpatizantes y, para ello, es preciso que los galobatasunos asistan al congreso constituyente. En las negociaciones no parece estar teniendo gran protagonismo la dirigente Aurore Martin, actualmente en libertad condicional decretada por la Audiencia Nacional que le acusa de integración en ETA.