Hacienda niega que Bárcenas se acogiera a la amnistía fiscal
Luis Bárcenas, extesorero del PP - jaime garcia

Hacienda niega que Bárcenas se acogiera a la amnistía fiscal

El abogado del extesorero del PP afirmó que su cliente regularizó diez millones de euros en el ejercicio de 2012

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ministerio de Hacienda ha desmentido que Luis Bárcenas, imputado en el caso Gürtel, haya regularizado diez millones de euros gracias al mecanismo de la amnistía fiscal, como confirmó el propio abogado del extesorero del PP. Se trata de un mecanismo que le habría permitido aflorar dinero oculto a un tipo único del 10% y sin responder ante la Justicia.

«La Agencia Tributaria, en el ejercicio de sus funciones, actúa de oficio siempre que hay indicios de actuaciones irregulares fiscalmente y se personará en los procesos judiciales en los que pueda haber perjuicio a la Hacienda Pública», añade la nota. Antes de este comunicado, fue el portavoz del Grupo popular en el Congreso, Alfonso Alonso, quien dudó sobre este extremo al afirmar que la ley no puede beneficiar a «nadie incurso en un procedimiento judicial».

Diez millones

Alonso afirmó que, «con la ley en la mano», Bárcenas no habría podido regularizar ese dinero y añadió que nadie que se acoja a la regularización fiscal puede quedar libre de la responsabilidad penal si se demuestra la comisión de un delito.

Fue el propio abogado de Bárcenas, Alfonso Trallero, quien dijo que el extesorero del PP declaró en 2012 a Hacienda, mediante dicha amnistía fiscal o por una declaración complementaria, 10 millones de euros de sus cuentas en Suiza.

El letrado explicó que ese dinero no tiene nada que ver con el PP, sino que es de origen mercantil, procedente de beneficios de operaciones mercantiles e industriales realizadas con socios extranjeros y fuera de España, «básicamente en Sudamérica». Trallero justificó que el dinero «entra en Suiza desde 1988», año en el que se «abre la cuenta». Dicho esto, ha afirmado rotundo que era «perfectamente compatible con su puesto de gerente en el PP», ya que en la medida en que «no era funcionarios público ni autoridad», no incurría en «ninguna incompatibilidad».

22 millones

Ayer se conoció que el extesorero y exsenador Luis Bárcenas llegó a tener 22 millones de euros en una cuenta en un banco de Suiza, dinero que traspasó a otras cuentas en 2009 una vez imputado en el caso Gürtel, según la documentación enviada al juez instructor de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

La información aportada por Suiza dice que Bárcenas es el verdadero beneficiario de cuatro cuentas en la entidad Dresdner Bank que estaban a nombre de una fundación panameña y se tiene constancia de este extremo porque los propios trabajadores de la entidad le identificaban en sus apuntes con las iniciales «L.B.», «Mister L.B.» o «L.B.G. e incluso aportaron copia de su DNI.

Petición urgente

El Partido Socialista e Izquierda Unida han pedido una comparecencia urgente del Gobierno en el Congreso para conocer si el extesorero del PP se acogió a la amnistía fiscal. Soraya Rodríguez, portavoz del PSOE en el Congreso, sospecha que Rajoy aprobó la amnistía fiscal y la reforma del Código Penal que exime de delito de a los acogidos a esa amnistía para «encubrir» a Luis Bárcenas: «Sospechamos que han adoptado esas medidas para blanquear y limpiar la responsabilidad del que fue tesorero del PP». De ser así, su partido exigirá responsabilidades «muy claras».

«La pregunta es cuántas personas más vinculadas a Bárcenas y al PP se han acogido a esta indecente amnistía fiscal», ha apuntado Rodríguez. El PSOE ha registrado en el Congreso una petición de comparecencia «urgente» del Gobierno para conocer estos detalles.

A esa petición se ha unido el coordinador federal de IU, Cayo Lara, que ha exigido al Ministerio de Hacienda que haga pública la lista de los principales defraudadores del país para actuar ya contra ellos, pues en caso contrario podría darse una caso de presunta prevaricación, y que publique los nombres de quienes se han acogido a la amnistía fiscal.