Rajoy, en la rueda de prensa tras presidir el Comité Ejecutivo Nacional
Rajoy, en la rueda de prensa tras presidir el Comité Ejecutivo Nacional - EFE

Rajoy tiende la mano a PSOE y Ciudadanos para formar un «gobierno estable»

El presidente en funciones apela a la responsabilidad de sus líderes para desbloquear la situación política y asegura que en estas elecciones se ha demostrado que el bipartidismo «no ha muerto». «Mi mano sigue tendida para formar el Gobierno que garantice la estabilidad en España»

MADRIDActualizado:

El PP sigue dispuesto a dialogar, hablar y pactar. Por eso, Rajoy ha ofrecido su mano tendida a los partidos moderados «para que hagamos juntos lo que nos han pedido los españoles». Está «dispuesto a formar gobierno» y a que «el PP ha ganado», por lo que ha pedido «generosidad y altura de miras» para «evitar otros seis meses» perdidos. La opción que prefiere el líder popular es «un gobierno estable, con programa de gobierno pactado y para cuatro años», que se base en los puntos ideológicos comunes a los grandes partidos: unidad de España, medidas para la recuperación económica y la creación de empleo, mantenimiento del estado del bienestar, etc.

A juicio del candidato popular, si esta opción no resulta, «habría que buscar otras fórmulas, pactando cosas en el día a día». Lo que no le cabe en la cabeza es que se vuelva a la situación de bloqueo: «Sería una irresponsabilidad provocar una situación como la de los últimos meses. La gente ha hablado con claridad».

El plan de Rajoy es llamar a todos los partidos a la vuelta de su viaje a Bruselas, que realizará este martes con motivo de las conversaciones sobre el Brexit. El primero, al PSOE, por ser la segunda fuerza política. No cierra la puerta a ofrecer compartir el gobierno a otras fuerzas, pero también aclara que «no vamos a abdicar de nuestra responsabilidad de gobernar». Hablará con todos, ha insistido, y no ha querido valorar las declaraciones de Albert Rivera que esta mañana aseguraba no haber vetado nunca a Rajoy; lo ha achacado a las «cosas que se dicen en campaña; yo también dije alguna», y ahora prefiere «mirar al futuro».

Rajoy ha destacado que el PP es la única fuerza política que ha mejorado sus resultados con respecto al 20-D, y eso con 1.200.000 votantes menos. Este partido no ha perdido ningún diputado y ha ganado uno en 14 provincias, ha recordado el líder popular.

El Comité Ejecutivo Nacional ha reunido esta mañana en Madrid a los principales dirigentes populares. Los barones regionales, según iban llegando, repetían un mensaje común: es la hora de pactar, para que el PP pueda formar gobierno lo antes posible. Y en este escenario, Ciudadanos puede ser una pieza, pero a quien definen como «necesario» es al PSOE.

Un pacto que vendría auspiciado también desde Europa: las autoridades comunitarias también respiraron aliviadas cuando el domingo por la noche supieron que en España las urnas habían frenado al populismo -después del disgusto del Brexit, esto fue un alivio para ellos, aseguraba un eurodiputado popular-. En el PP están convencidos de que desde Europa van a llegarles también a los partidos moderados y constitucionalistas -Ciudadanos y PSOE- esas «llamadas a la responsabilidad»

Con Ciudadanos, el camino podría estar menos empedrado de lo que parecía hace una semana. Los vetos y bloqueos que apuntaban desde la formación naranja ya no se reconocían ayer, y los populares no tardaron en indicar que con estas políticas los de Albert Rivera «habían salido escaldados de las urnas». La clave está, de nuevo, en el PSOE, que tiene la llave de la gobernabilidad con su apoyo o con su abstención a un gobierno del PP. Y en el apoyo de grupos moderados como pudieran ser PNV o los partidos canarios.

Respecto al congreso nacional del partido, Rajoy ha añadido que se celebrará «inmediatamente después de cuando se resuelva la formación de gobierno». Para el 31 de diciembre piensa tener ya resueltos todos los congresos, también los regionales y provinciales pendientes.