Mariano Rajoy, ayer a la salida de un restaurante en Madrid - ABC

El PP de Rajoy pide volver al centro y «ampliar equipos»

«Nosotros no somos Vox, yo no quiero Vox y nunca votaría a ese partido», subraya un exdirigente popular

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Más allá de Génova y de las estructuras de este nuevo PP, la vieja guardia del partido, la que vivió los momentos de gloria, y también de caída, de Mariano Rajoy, ven con muchísima preocupación lo que ha ocurrido en las urnas, que deja a los populares con solo 66 escaños, frente a los 134 que logró el expresidente del Gobierno en 2016.

Fuentes populares de la etapa de Rajoy reclaman, sobre todo, una vuelta al centro del PP, y que el partido deje de competir con Vox: «Es que nosotros no somos Vox. Es que yo no quiero ser Vox y nunca lo votaría», subraya un antiguo dirigente popular, quien cree que Casado debió de poner el acento en la campaña «en lo bien que el PP ha gestionado este país, ese debió ser el eje de su mensaje».

Estas fuentes creen que el discurso «tan encendidamente patriótico» no ha beneficiado al PP, «porque ahí nos va a ganar siempre Vox». «Si nosotros ponemos el Himno Nacional en los mítines, ellos pondrán el de la Legión».

Dentro de esa «radicalización» que han visto en el PP, apuntan también como responsable al peso del aznarismo en el partido de Casado. «No es ese Aznar de centro que supo aglutinar una mayoría absoluta, es el Aznar que se desplazó hacia la derecha, y que al final movilizó a la izquierda para echar al PP».

Fuentes del PP de la anterior etapa creen que lo más preocupante es la posibilidad «cierta» de que Ciudadanos los acabe superando y los anule como alternativa.

Además, ven una contradicción en el mensaje: «No se puede decir que eres un valor seguro por la experiencia que tienes, y luego hacer desaparecer en las listas a esas personas». Aseguran, además, que habría que analizar qué han aportado «los grandes fichajes» de Casado:«Lo que sí han generado es un cabreo en las estructuras».

Pese a las críticas a Casado, las fuentes consultadas subrayan que el presidente del PP «no está cuestionado, pero debe hacer una reflexión sobre la estrategia que ha seguido y dejar de desconfiar en todo el mundo que no le apoyó en las primarias».

Otro dirigente del PP hasta hace solo unos meses califica de «desastre» el resultado electoral y ve necesaria una rectificación «de estrategia y de discurso como mínimo». A su juicio, el PP debe «ir al centro ya, de forma urgente», y también ve imprescindible que Casado dé un giro internamente «y amplíe el equipo». «Debe ensancharlo».

«Nos hemos equivocado»

El intento de parecerse a Vox es un problema que subrayan todas las fuentes consultadas. «Había que combatir a Vox, llamarlo lo que es y no abrazarlo y ni mucho menos comprarle su “marco mental”, es decir, hablar de lo que ellos hablan». En ese sentido, advierten de que «Aznar no ha ayudado mucho», porque se ha identificado al PP con el pasado.

Un ministro de Rajoy también califica de «desastre» el resultado de las elecciones generales. «Nos hemos equivocado en las listas, en los contenidos y en las formas, y encima el sistema electoral nos ha perjudicado más». Pese a esta crítica contundente contra la estrategia de Casado en la campaña electoral, no ve «ruido de sables» dentro del PP para atacar a su presidente. «Hay mucha decepción, pero no ánimos calientes, y además las municipales están muy cerca».