Pedro Sánchez, candidato del PSOE a las elecciones generales - EFE | Vídeo: AT

Sánchez relajará el acceso al PER para arañar votos en Andalucía

Utiliza el conflicto arancelario con EE.UU. para anticipar medidas para paliarlo

Madrid - Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la campaña electoral diseñada por La Moncloa y Ferraz cada día es una nueva oportunidad. Pedro Sánchez ha convertido la lucha contra las «amenazas» del parón económico y del Brexit en el eje central de su campaña. Nada como un enemigo exterior para fortalecerse dentro. El presidente del Gobierno en funciones ha encontrado en Donald Trump un nuevo elemento de confrontación. La estrategia es proyectar una imagen institucional ante momentos convulsos. Ayer el candidato-presidente prosiguió una intensa precampaña, que continúa hoy en Barcelona, en el intento de movilizar a un electorado socialista que no termina de activarse ante la repetición electoral.

Ayer tocaba gira por Andalucía, uno de los principales caladeros de voto para los socialistas y donde Ferraz siempre barruntó que la federación andaluza no sobresalió por su esfuerzo movilizador. Sánchez aprovechó la coyuntura de las medidas arancelarias anunciadas por EE.UU. para prometer la reducción del número de peonadas necesarias para acceder al cobro del subsidio agrario, conocido como PER (Plan de Empleo Rural). En esencia se trata de que el acceso a esta ayuda del Estado sea percibida acreditando menos jornadas de trabajo al año.

Queda margen

Aunque ese aumento de los aranceles todavía no está confirmado -queda margen de negociación hasta el 18 de octubre-, el candidato socialista ya está anunciando medidas de compensación ante el «atropello arancelario» de Trump. «El Gobierno de España va a poner en marcha un plan de acción para el sector agroalimentario y también para el sector ganadero en todas las comunidades autónomas afectadas, cada cual con sus instrumentos, porque no es lo mismo Castilla-La Mancha, que Andalucía o Extremadura», anunció Sánchez, que insistió en que aunque el Gobierno esté en funciones «seguirá funcionando».

El esquema del anuncio de Sánchez es el mismo que viene utilizando estos días: un mitin de partido en el que anuncia medidas gubernamentales a las que les falta recorrido. El lunes anunciaba que el Gobierno en funciones revalorizará las pensiones conforme al IPC en diciembre. Sánchez también aprovechó un mitin en Valencia la pasada semana para anunciar que antes del 10 de noviembre desbloquearía las entregas a cuenta a las comunidades autónomas. Pese a que la forma de poder hacerlo seguía sin estar definida. Lo dejó claro la portavoz del Gobierno el pasado viernes después de que Sánchez hiciera el anuncio. Para él era importante hacerlo en la Comunidad Valenciana, la región más afectada por esta cuestión. Y no le importó que la cuestión no estuviese cerrada. «El Gobierno continúa trabajando en la fórmula legal para hacerlo, pero es confianza de todos que esto pueda ocurrir antes del 10 de noviembre», confesó la portavoz Isabel Celaá.

El asunto de la subida de las pensiones es otro ejemplo. Desde la mesa del Consejo de Ministros no se aclaró hace dos semanas si se haría o no. Desde dos ministerios implicados en esta medida se aseguraba que no se haría en funciones y garantizaban que, en cualquier caso, se podría hacer más adelante con carácter retroactivo para que pudiera tener efectos desde el 1 de enero. «La Ley de Gobierno es interpretable», señalaban en concreto desde el departamento de Trabajo.

«Lo subiremos, y espero ya con un Gobierno en plenas capacidades», dijo Sánchez el lunes en una entrevista en televisión. Sin querer comprometerse a hacerlo en funciones. Pero desde su equipo se destaca que en la Ley de Gobierno se prohíbe expresamente «qué cosas no se pueden hacer». Y destacan que nada impide aprobar un Real Decreto si se justifica la «urgente necesidad» de la medida.

Por otro lado, PP y Cs se sumaron ayer a la petición de Podemos de que se cese al presidente del CIS, José Félix Tezanos, por pedir el voto para el PSOE en las próximas elecciones.