Mitines elecciones 10 de noviembre 2019
Mitines elecciones 10 de noviembre 2019 - ABC
Elecciones generales

El mapa de los mítines del 10-N: pequeños llenos y miedo al fracaso

Abascal superó al resto en asistencia, mientras Casado y Sánchez se alejan de los grandes actos

Elecciones generales 2019 en directo

Albert Rivera dimite como líder de Ciudadanos y deja su escaño

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La corta campaña electoral de ocho días, la menor cantidad de recursos para los partidos y el cansancio previsto del electorado han dado forma a un mapa de mítines pequeños para asegurar el lleno. Sin intentos de grandes demostraciones de fuerza, solo Vox ha buscado ese impacto en grandes escenarios.

Vox

Vox es el partido que de nuevo se ha preocupado más por mostrar su discurso en unas plazas con llenos a reventar. Aunque en esta campaña, a diferencia de la anterior, sus actos no han sido tan masivos a pesar de las cifras que arroja la organización. Se pudo comprobar en el cierre en la Plaza de Colón de Madrid, donde el partido volvió a contar 20.000 asistentes, como en abril, a pesar de que afluencia fue menor en comparación, como constataron los medios acreditados.

Más allá de la precisión de las cifras, lo cierto es que Vox, de nuevo, ha sido el partido que más público ha congregado en sus mítines. Según cifras de la organización, 8.000 en Valencia, 5.000 en el histórico feudo socialista de Dos Hermanas, 3.000 en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y otros tantos en Huelva. En total, más de 40.000 personas han visto oído en persona a Santiago Abascal durante la campaña electoral.

PP

La estrategia del Partido Popular no ha sido presentar su mensaje en grandes actos multitudinarios, sino repartirlos por un mayor número de ciudades en actos en torno al millar de personas. Así, Pablo Casado ha realizado una docena de mítines por toda España en la semana de campaña.

El líder popular también se multiplicó en abril. Entonces sí hubo mítines más masivos, sin el aluvión de otras épocas, pero para la repetición electoral ni siquiera se pretendió en el cierre el viernes en Madrid. Hace medio año Casado cerró la campaña ante 10.000 fieles; el viernes lo hizo ante 2.000. Esta vez el PP eligió un escenario con aforo limitado a 2.000, el invernadero de la plaza de toros de Las Ventas. Aún así, fue el acto con mayor afluencia de su semana.

PSOE

El PSOE ha compartido con el PP estrategia de campaña electoral, con actos en torno al millar de personas. Pedro Sánchez y Pablo Casado han sido los candidatos con presencia en un mayor número de ciudades. En el caso del presidente del Gobierno en funciones, la suma de la asistencia ha sido mayor que la del popular, solo por detrás de los mítines de Abascal.

Cerca de 20.000 fieles han escuchado en directo el discurso de Sánchez. El más multitudinario fue el cierre en Barcelona, ante 3.500 simpatizantes, la mitad que hace medio año en su cierre en Valencia. Al margen de los mítines, el líder socialista ha recurrido también a la modalidad de paseos por la ciudad, como hizo en Logroño y Valladolid, aunque en esta última ocasión tuvo que recular debido a las críticas de los vecinos.

Ciudadanos

En abril, Ciudadanos ya fue el partido con menos afluencia de público a sus mítines, enfocados como actos pequeños. El cierre de campaña entonces fue junto a 2.000 simpatizantes en Valencia, mientras que ahora no llegó a esa cifra en Barcelona.

Esta vez, los encuentros con Albert Rivera (ni siquiera mítines propiamente dichos) han sido todavía más reducidos, en escenarios sin apenas público, un centenar de personas en algunos casos. El simbolismo ha primado sobre el impacto de las gradas llenas: comenzar la campaña en un café Cádiz, cuna del liberalismo, o un acto junto a las vías del tren en Mérida.

El líder naranja ha sido el candidato que más variedad de recursos ha empleado para llamar la atención de los focos, desde vídeos simpáticos con mascotas a paseos en moto o partidos de fútbol para la «remontada» que pide Rivera ante los malos augurios que le pronostican todos los sondeos.

Unidas Podemos

Pablo Iglesias ha sido el candidato con menor número de apariciones en mítines, un protagonismo que ha compartido, en mayor medida que otros partidos, con otros líderes de la formación, incluso en encuentros destacados. De hecho, ni siquiera estuvo presente en el inicio de la campaña electoral.

La afluencia total a los actos en los que participó durante la campaña estuvo solo por encima de la de Rivera. Solo el cierre en Madrid, delante de unas 5.000 personas, fue un mitin multitudinario. La campaña de abril tampoco fue de grandes actos.

Mítines históricos

Estas cifras son las mejores conseguidas por todos los partidos en la campaña. Lejos quedan los grandes mítines de la democracia española reciente. Aznar llenó en 1996 el estadio de Mestalla, en Valencia, con 60.000 personas. Superó los 40.000 que reunió esa campaña Felipe González en el Palau Sant Jordi, en Barcelona, como hizo en 1993. En ese escenario aplaudieron 30.000 socialistas a José Luis Rodríguez Zapatero en 2008. Manuel Fraga llenó con 60.000 personas la Plaza Mayor de Madrid en 1982. Y, cuentan las crónicas de la época que, ese año, Felipe González habló ante centenares de miles de personas en la Ciudad Universitaria de Madrid.