Elecciones Generales

Elecciones GeneralesPío García-Escudero, de la marcha de Ángel Garrido a Ciudadanos: «Ha sido una venganza premeditada»

El número 1 de la lista del PP al Senado por Madrid afirma en una entrevista concedida a 65ymás.com que la fuga es un «golpe de efecto preparado por Rivera» con el objetivo de evitar que se hablase del segundo debate entre los candidatos a la Presidencia

Resultados Elecciones Generales, en directo: sigue los datos escrutados y de participación

Actualizado:

Pío García-Escudero, presidente del Senado hasta la disolución de las Cortes y número 1 por Madrid del PP en la lista de la Cámara Alta, ha concedido una entrevista a 65ymás.com apenas 24 horas de que se conociera el fichaje, de última hora, de Ángel Garrido por Ciudadanos.

Ángel Garrido, que sustiyó a Cristina Cifuentes como presidente de la Comunidad de Madrid y en enero supo que la candidata en mayo sería Isabel Díaz-Ayuso, había aceptado el lunes ocupar un puesto a en las listas europeas de los populares y planeó su fuga sin avisar a su partido.El miércoles, tras 28 años en su partido, se fugó al mismo partido al que acusó de ser «el tonto útil de la izquierda». Una noticia que tanto Pablo Casado, como el resto de dirigentes del PP, conocieron en el mismo momento que el expresidente regional compareció en la sede el partido naranja.

En la entrevista, Pío García-Escudero señala directamente a Albert Rivera como responsable. «Ha sido un golpe de efecto claramente preparado por Rivera, que no es la primera marrullería que hace, precisamente para tapar el segundo debate», ha manifestado García-Escudero, que ha reiterado en la entrevista que Garrido no había «hablado con nadie». Para el candidato al Senado este movimiento no ha sido otra cosa más que «una venganza premeditada, servida en frío».

El ánalisis del popular es que este fichaje deja en mal lugar a Ciudadanos y lanza un duro reproche: «Estamos viviendo esto de la nueva política, donde ahora a las traiciones o a los despechados se les llama fichajes. Antes era otra cosa, eran tránsfugas, ahora son fichajes».