La presidenta del PSOE en la comisión del Senado el 26 de junio de 2018
La presidenta del PSOE en la comisión del Senado el 26 de junio de 2018 - ERNESTO AGUDO
Elecciones Generales

Calvo y Narbona, opciones para presidir Congreso y Senado

El PSOE buscará una composición que le permita controlar la Mesa del Congreso

MadridActualizado:

El PSOE ha conseguido unos resultados electorales que le permitirán pilotar un cambio en la configuración de las mesas del Congreso de los Diputados y del Senado. Aunque en Ferraz consideran que todavía es «muy pronto» para hablar de nombres, empiezan a sonar dos para presidir ambas cámaras.

El sistema mayoritario que rige para la configuración del Senado ha permitido a los socialistas hacerse con la mayoría absoluta. Desde que se configuraron las listas electorales hubo un nombre destacó entre todos. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha obtenido su acta como senadora y en el partido consideran que es la favorita para sustituir a Pío García Escudero. «Es difícil verla en otro papel en el Senado», dice un miembro de la dirección.

La mayoría absoluta permitirá al PSOE en cualquier caso sortear esa elección sin necesidad de negociar con ningún otro partido. No sucederá lo mismo en el Congreso de los Diputados. El objetivo del PSOE será lograr una mayoría en la Mesa del Congreso que evite que se pueda bloquearse la acción del Gobierno. La actual composición es de 3 miembros para el PP, 2 para el PSOE, 2 para Cs y dos para UP. Ayer en Ferraz se aproximaba que ellos podrían ganar uno y el PP perderlo. Sobre la presencia de Vox en la Mesa un dirigente apuntaba que «tendrá que ser porque PP o Cs le quieran ceder un puesto». El PSOE tendría así mayoría con UP o con Cs.

Dirigentes socialsitas consideraban ayer que «lo normal» es que Sánchez apueste por una mujer. Y varias personas apuntaban al nombre de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

En su entorno no se descarta esta opción y se subraya que ella está «a disposición del presidente». Aunque se rechaza que haya habido ningún avance al respecto. En cualquier caso también se establecen cautelas sobre «los intereses que hay detrás» de ese movimiento. En referencia a la necesidad de resolver el choque soterrado entre ella y el jefe de gabinete de Sánchez, Iván Redondo. «Sánchez confía en ella, aunque es verdad que ha sufrido desgaste estos meses», asume una persona de la dirección. Otras personas tampoco descartan que Unidas Podemos pueda reclamar la presidencia, aunque insistían en que «lo importante es que nosotros tengamos tres asientos».

No obstante, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, descartaba ayer en la rueda de prensa que ofreció tras la Ejecutiva federal que se haya hablado ni siquiera en privado de algunos nombres.