Vídeo: Mariano Rajoy felicita a Inés Arrimadas - Vídeo: ATLAS | Foto: REUTERS

Elecciones CataluñaRajoy está dispuesto a hablar «con quien ganó las elecciones, la señora Arrimadas»

El presidente del Gobierno descarta un adelanto de las elecciones generales: «¡Es lo que nos faltaba!»

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido a primera hora de la tarde en La Moncloa para analizar los resultados de las elecciones catalanas del 21-D. El presidente cree que se hizo lo correcto con el 155, que «ha funcionado muy bien», y se ha mostrado dispuesto a dialogar, pero «con quien ha ganado las elecciones, la señor Arrimadas». Rajoy ha insistido en que el Gobierno autonómico que salga de las elecciones debe cumplir la ley, como todo el mundo.

[ Sigue al minuto toda las reacciones al 21-D]

Rajoy ha comparecido en la sala de conferencia de prensas, tras presidir el Consejo de Ministros y la Ejecutivo del PP, en Génova. Todos los ministros le han arropado en su intervención, con gestos serios, y sin demasiadas ganas de bromear. También estaba presente Jorge Moragas, hasta hoy jefe de gabinete de Rajoy, que abandonará este puesto para ser destinado como embajador ante la ONU. Una decisión que, según ha señalado Rajoy, no tiene motivación política, y sí personal.

El presidente ha subrayado en primer lugar el descenso que los independentistas registran desde 2010. Está siendo lento, pero continuo: de los 76 diputados que sumaron aquel año, ahora se quedan en 70. A partir de ahí, ha advertido de que la fractura social que se ha generado en Cataluña con el separatismo es muy grave, y arreglarla debe ser la primer función de todos.

Rajoy ha expresado su confianza en que se abra una nueva etapa en Cataluña, basada en el diálogo y el cumplimiento de la ley. «El Gobierno de España ofrece toda su colaboración y diálogo constructivo, abierto y realista, siempre dentro de la ley, al Gobierno que se constituya en Cataluña, para resolver problemas de los catalanes y para crear marco de certidumbre y seguridad», ha afirmado.

En el turno de preguntas, Rajoy ha defendido la aplicación del 155 tal y como se ha hecho, y ha resumido que ha funcionado «muy bien». Como medida excepcional que es, cree que debía de estar limitada en el tiempo, y ha recordado que se convocaron elecciones de forma inmediata con el consenso del PP, PSOE y Ciudadanos.

El presidente ha insistido en que el Gobierno hará un esfuerzo para mantener un diálogo con el Ejecutivo que surja de las elecciones. Pero cuando se le ha preguntado si considera a Puigdemont como interlocutor válido, ha subrayado que él con quien está dispuesto a hablar es con la persona que ha ganado las elecciones, «la señora Arrimadas».

Rajoy ha lanzado una advertencia a los independentistas, por si piensan seguir el camino del proceso separatista: «No aceptaré que se salte la Constitución, el Estatuto ni la ley, ni que lo haga nadie».

Respecto a los próximos pasos, ha explicado que el próximo lunes empezará la negociación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018. No tiene previsto cambiar sus planes respecto a la legislatura, es decir, que si está en su mano piensa agotar el mandato y convocar elecciones en junio de 2020. «Con todo lo que está pasando, lo que nos faltaba es convocar elecciones», ha comentado.

Respecto a la reforma de la Constitución, las elecciones catalanas del 21-D no han cambiado ni una coma su posición. El presidente sigue abierto a escuchar propuestas, en el seno de la Comisión parlamentaria en primer lugar. Y cuando se sepa qué se quiere cambiar, mirar si hay un apoyo suficiente.