análisis

El ministro de Economía, ya

El director de ABC, Bieito Rubido, analiza la victoria del Partido Popular

bieito rubido
Actualizado:

El Partido Popular ha obtenido una victoria sin paliativos. Recibe el mandato de la sociedad española de gobernar con determinación y rumbo claro para sacar a España del atolladero económico e institucional en que se encuentra. Da ahí la importancia que tiene el hecho de que Mariano Rajoy se ponga manos a la obra, sin dilación ninguna, y anuncie si puede hoy, y a más tardar mañana, al nuevo responsable económico de su futuro gobierno. Un ministro que deberá viajar de inmediato a cinco o seis capitales de Europa y el mundo para tratar de ganar crédito y explicar cómo saldremos de la crisis.

Parece ser que Rajoy tiene previsto incorporarse, hoy mismo, lunes, a primera hora de la mañana a su despacho de Génova, para tratar de acortar los plazos y enviar un mensaje de eficiencia. Rajoy ha ganado, pero de sus palabras se deduce que es consciente de la enorme responsabilidad que asume. La carga que deberá sobrellevar, bien merece el apoyo y el ánimo de todas aquellas personas de buena voluntad que crean en la idea del bien común

En la intervención del vencedor de la noche de ayer, ante sus simpatizantes, en el corazón de Madrid, Rajoy protagonizó el mejor discurso de todos los ganadores en democracia. Sereno, equilibrado, brillante, ponderado y humilde. Hablo de los que lo pasan mal e insistió en gobernar para todos y con mano tendida hacia la oposición.

En la otra cara de la moneda, el PSOE de Zapatero. Nada menos que 4,3 millones de españoles dejaron de votarlo. Convendría que los socialistas hiciesen una autocrítica profunda y no volviesen a llevar a España al borde del abismo. Un congreso en febrero puede ser el inicio de la refundación de un partido que debería volver a ser socialista y español. Atributos que abandonó en los años del zapaterismo.

Empieza un nuevo tiempo. No será fácil. Nunca escribir el futuro fue fácil. Ahora bien, los haremos con la esperanza de que nos gobierna un patriota. Alguien que quiere lo mejor para España y los españoles.