Elecciones 20N

20N Elecciones generales 2011

Elecciones 20N / elecciones 20-n

ERC mantiene sus tres escaños pero paga en las urnas su refundación

La formación independentista consigue el objetivo fijado de mantener su representación en el Parlamento pero baja en número de votos

Día 21/11/2011 - 00.00h

Compartir

Pese a que durante todo el escrutinio parecía que podría acabar perdiendo un escaño, finalmente Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha repetido resultado con tres diputados y consigue el objetivo de mantener toda su representación parlamentaria. Aún así, la formación republicana ha sufrido un significativo desecenso en el número, lo que no le ha evitado repertir sus últimos resultados y obtener dos escaños por la provincia de Barcelona y otro por la de Gerona.

El 20-N ha sido el primer examen de la nueva dirección republicana liderada por Oriol Junqueras, que el pasado septiembre tomó el mando del partido en sustitución de Joan Puigcercós. Y lo hizo con una apuesta un tanto arriesgada, la de rechazar la candidatura para las generales de Joan Ridao, el portavoz en el Congreso durante la pasada legislatura, en favor de un independiente sin experiencia política, el escritor Alfred Bosch. Ridao le disputó la presidencia del partido a Junqueras y éste no se lo perdonó a la hora de designar al candidato a las generales, forzando unas primarias que Ridao perdió estrepitosamente por su identificación con la Esquerra del tripartito.

Aún así, nadie se engañaba sobre las opciones de Esquerra en estos comicios. Cuando Alfred Bosch fue escogido por los militantes como cabeza de lista las encuestas auguraban a la formación independentista una nuevo retroceso electoral que los situaba en un único diputado en el Congreso (la situación de la que partió el tándem integrado por Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Puigcercós en 2000) aunque los últimos sondeos, durante la campaña, volvían a colocarles en torno a los dos o tres diputados. Al final han conseguido mantenerse.

Los independentistas tocaron su «cielo electoral» en las elecciones de 2004, cuando ERC convirtió la cita con las urnas en un referendo sobre la entrevista de Carod-Rovira con la dirección de ETA y su posterior expulsión del primer gobierno tripartito presidido por Pasqual Maragall. La polarización en torno a la figura del dirigente independentista benefició a ERC, que consiguió sus mejores resultados históricos con más de 638.902 votos y ocho diputados —y por tanto grupo propio— en el Congreso de los Diputados.

Para conseguirlo el propio Carod se puso al frente de la candidatura, aunque fue el número dos, Puigcercós, quien después encabezó el grupo parlamentario en el Congreso durante el primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.