El salto de Pablo Iglesias del 15-M y las tertulias al Parlamento Europeo
Pablo Iglesias, líder de Podemos
elecciones europeas

El salto de Pablo Iglesias del 15-M y las tertulias al Parlamento Europeo

El líder de Podemos es un joven profesor universitario que se ha curtido como político en televisión

Actualizado:

Podemos ha sido la gran sorpresa de los comicios europeos de este domingo, al irrumpir en el mapa político con cinco escaños en el Parlamento Europeo. Al frente de esta formación creada hace apenas dos meses como alternativa al bipartidismo se encuentra Pablo Manuel Iglesias Turrión, un joven profesor universitario de izquierdas que se ha curtido en la política en las tertulias televisivas.

Nacido en Madrid el 17 de octubre de 1978, este escritor y profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense dio sus primeros pasos en la política en la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), en la que militó desde la adolescencia hasta los 21 años.

Desde el año 2001 participó activamente en el movimiento antiglobalización, en el que defendió la desobediencia civil como forma de lucha, asunto que fue también el eje central de su tesis doctoral.

Tertuliano habitual

El movimiento de los «indignados» del 15-M y la convocatoria de «Rodea el Congreso» le sirvieron después como trampolín para saltar a la política activa. Precisamente para hablar sobre el acoso a las Cortes fue invitado hace apenas un año al programa «El Gato al Agua» de Intereconomía. Desde entonces, se convirtió en un habitual en tertulias de distintas cadenas de televisión haciéndose un hueco en la política.

Desde Izquierda Unida comenzaron a temerle y quisieron, sin éxito, incorporarle a la candidatura tirándole los tejos, pero Pablo Iglesias decidió ir por libre. El pasado enero presentó, junto con otras personas y colectivos, el movimiento ciudadano Podemos, con vistas a las concurrir a las elecciones de este domingo.

Poco a poco ha ido sumando más seguidores al proyecto mediante «círculos» de debate y movilización que se han ido creando en decenas de localidades de toda España, en una tupida red alimentada desde las redes sociales.

Iglesias fue el candidato más votado en las primarias abiertas de Podemos y su cara más visible, casi constante en la pequeña pantalla. De hecho, en la papeleta electoral de Podemos aparecía una foto de Pablo Iglesias para identificar claramente su opción política.

Muy activo en las redes sociales, Iglesias se ha movido por España durante la campaña en furgoneta y se ha fijado un tope de diez euros para comer, financiando todos los gastos gracias al dinero aportado por los propios simpatizantes.

Ha anunciado que si conseguía entrar en la Eurocámara se bajaría el sueldo de eurodiputado y renunciaría a los viajes en primera clase hasta Estrasburgo.

Entre sus mensajes electorales, Podemos ha apostado por profundizar en la democracia «como único método para controlar la economía». A su juicio, Europa no puede ser un instrumento para «asfixiar» a los países del sur, ni España puede ser un «paraíso para los corruptos, los defraudadores y la especulación urbanística».

En sus primeros comicios, Podemos ha obtenido el 7,97% de los votos, lo que equivale a más de 1.245.000 papeletas, cumpliendo así su objetivo de «convertir la indignación en poder político». En Madrid ha logrado aglutinar el voto del descontento del 15-M y convertirse en la tercera fuerza por delante incluso de la Izquierda Plural, que quedó relegada al quinto puesto por detrás de PP, PSOE, Podemos y UPyD.

A Pablo Iglesias le acompañarán al Parlamento Europeo la profesora de Enseñanza Secundaria Teresa Rodríguez, el exfiscal jefe Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, la excomerciante Lola Sánchez y el científico del CSIC Pablo Echenique-Robba.