Elecciones Europeas

Elecciones Europeas

Elecciones europeas 2014: los riesgos de la abstención

Día 12/05/2014 - 17.34h
Temas relacionados

Una de las consecuencias que ha dejado la crisis económica es una desafección hacia lo político que podría motivar que, pese a la importancia de estas elecciones, se optara por no votar

Abstención, voto de castigo y ascenso de los partidos euroescépticos o eurófobos son, sin duda, tres de los temas de los que más se está escuchando hablar de cara a las próximas elecciones al Parlamento Europeo. Es una de las consecuencias que ha dejado la crisis económica, que en los últimos cinco años ha dibujado la Unión Europea más desigual desde la creación del euro, generando que sus ciudadanos tomen conciencia, para bien y para mal, de la relevancia que tiene la UE en su día a día.

Por ello, los partidos luchan por movilizar el voto haciendo especial hincapié en la necesidad de acudir a las urnas y de hacerlo depositando una papeleta que marcará, «más que nunca», la Europa de los próximos cinco años. Para poder generar un mayor interés y despertar esa «conciencia europea» los políticos han reiterado hasta la saciedad el hecho de que en esta ocasión se vaya a elegir también al candidato a presidir la Comisión Europea, consecuencia directa de la entrada en vigor del Tratado Europeo.

Sin embargo, la encuesta preelectoral para las elecciones europeas realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre intención de voto el próximo 25 de mayo situó en un 23,8% la abstención, mientras que un 20,6% aseguró no saber qué votará. Estos datos no son nuevos. En la encuesta preelectoral del CIS del 2009 uno de cada cinco españoles aseguró tener claro «con toda seguridad» que no irá a votar en las próximas elecciones.

El papel de la UE

Con todo, desde Europa se mantiene una visión optimista. «La abstención no es necesariamente el gran riesgo de estas elecciones. Esta vez el interés de los medios de comunicación y de los partidos es mucho mayor que en 2009 y ha aumentado el número de ciudadanos que saben que el Parlamento Europeo se ha convertido en una institución poderosa y decisiva. Hay indicadores que reflejan que, a nivel europeo, la participación podría subir», asegura a ABC.es el portavoz del Parlamento Europeo, Jaume Duch.

Eso sí, el panorama social actual refleja una desafección hacia lo político que podría motivar que, pese a todo, se optara por no votar, algo que tendría sus consecuencias. «El gran reto de estas elecciones es conseguir una participación salvable en un momento de crítica tan extendida y transversal hacia la Unión Europea. No obstante, la respuesta a la crisis de afección hacia la UE no es quedarse en casa, sino más política. Depende de nosotros y de nuestro voto elegir qué tipo de política queremos, y es que tras la crítica feroz al mal funcionamiento de la Unión lo que se encuentra es una exigencia enmascarada de una Unión que funcione y que dé soluciones», expone por su parte a ABC.es el grupo «Con Copia a Europa».

Ese interés por que «Europa funcione» al que aluden los jóvenes que forman parte de esta plataforma se vio reflejada en el Eurbarómetro Standar 80, realizado en Noviembre de 2013, según el cual la mayoría de los españoles (45%) cree que la UE no va en la dirección correcta para salir de la crisis. Sin embargo, a pesar de esa desafección y desconfianza generalizada, el 39% tiende a confiar en el Parlamento Europeo, según datos del Eurobarómetro de febrero de 2013.

Conscientes de estas cifras, son muchos los políticos que en los últimos días han puesto sobre la mesa el mensaje europeo: «Muchas veces no nos damos cuenta de lo que significa Europa en nuestras vidas, pero aproximadamente el 70% de la legislación española, es hoy legislación europea», aseguraba el número 2 del PP en las listas europeas, Esteban González Pons. Por su parte, el propio Miguel Arias Cañete, cabeza de lista de los populares, defendió el papel de Europa y definió como "su batalla" la lucha contra la abstención.

Lo que se pierde al no votar

En 2009 la participación española en las elecciones europeas fue del 44,9%. «Que se mantenga en un 40% hace que perdamos una oportunidad única para dar al Parlamento Europeo un mandato firme, con un respaldo ciudadano contundente que lo convierta en parte efectiva de la toma de decisiones en la Unión. Sería un contrapeso, por ejemplo, al empuje del Consejo Europeo, que ha llevado la iniciativa en la gestión de la crisis», explican a ABC.es desde CC/Europa.

A efectos prácticos, una participación inferior al 50% no tendría que afectar «sustancialmente» al Parlamento Europeo «salvo que en algunos países los extremos se movilicen mucho más que el resto de la población», según el portavz Duch, quien matiza no tener la impresión de que es vaya a ser un fenómeno generalizado. Duch, además, recuerda que otros parlamentos, incluido el de Estados Unidos, son elegidos con esos porcentajes. Eso sí, también reitera la pérdida de una «magnífica oportunidad de reforzar el apoyo ciudadano al proyecto europeo, que necesita ese respaldo para poder avanzar durante los próximos cinco años», tal y como defienden desde CC/Europa.

«No es tanto un problema de gestión, sino un problema de legitimidad. Al haber poco interés en estas elecciones, se acaba desvinculando la relación entre representantes y representados en el Parlamento Europeo, haciendo que los eurodiputados apenas tengan ningún tipo de control ni se les exija una rendición de cuentas por parte de la ciudadanía», añaden desde Con Copia a Europa.

Por otro lado, puesto que también se influirá con el voto en la elección del presidente de la Comisión, la participación también tendrá consecuencias: «Cuanta más participación haya, más poder de influencia tendrá el próximo Presidente de la Comisión. Pero con una baja participación los gobernantes nacionales incluso podrían excusarse en una falta de apoyo popular para no elegir uno de los candidatos propuestos por los partidos políticos europeos, lo que dejaría por los suelos a la democracia europea y daría alas a los argumentos de los euroescépticos».

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Lo último...

«Un tiempo nuevo»

Inventario de clásicos de la efebocracia

ABC Viajar

Viajes

Grandes ideas para viajar a partir de los 55 años

P. S. . La mejor edad para hacer la maleta y aprovechar las ofertas de fuera de temporada

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.