Hillary Clinton , durante su última intervención en Brooklyn, Nueva York
Hillary Clinton , durante su última intervención en Brooklyn, Nueva York - AFP

Las mujeres que han hecho posible a Hillary Clinton

De las sufragistas del siglo XIX, muchas mujeres han avanzado en la lucha por la igualdad en la política de EE.UU., que podría culminar con Hillary Clinton en la Casa Blanca.

Actualizado:

El pasado martes, Hillary Clinton subió al estrado de su mitin en una nave industrial de Brooklyn pletórica, con una chaqueta blanca y repartiendo besos y abrazos al aire. Era el día de la última gran cita de las primarias y que confirmaría su victoria y su condición de candidata de hecho a la presidencia de EE.UU. El simbolismo de la cita se lo había reventado la agencia AP en la víspera: su recuento de delegados ya le daba victoriosa, sin necesidad de esperar a ver qué pasaba en California, el estado que más delegados reparte.

Pero eso no cambió los planes de Clinton, dispuesta a dar un discurso para la historia. Antes de salir al escenario, calentó a sus seguidores con un vídeo de las grandes mujeres que han abierto brecha en la igualdad política en EE.UU., desde la declaración de Seneca Falls en 1848, hasta ella misma. «Hoy todos estamos pisando ese techo de cristal», dijo. El ‘techo de cristal’ es una expresión habitual que se refiere a la ruptura de barreras en el avance profesional de las mujeres. Es parte habitual de las intervenciones de Clinton y lo utilizó en el que era hasta ahora su discurso más famoso, en el que concedió la victoria a Barack Obama en 2008 tras unas primarias muy reñidas: «El techo de cristal tiene ahora 18 millones de grietas», proclamó en referencia a los votos que había conseguido durante todo el proceso.

Pero, como la candidata reconoció esta semana, ha habido mujeres en EE.UU. martilleando ese techo desde el siglo XIX. Estas son algunas de las mujeres que han permitido a Clinton darle el golpe de gracia:

1848 - Las pioneras de Seneca Falls

El pistoletazo de salida de la lucha por la igualdad de las mujeres fue en el verano de 1848 en esta localidad de Nueva York. Se reunieron cientos de mujeres y hombres para discutir los agravios a la población femenina y fijar una agenda para avanzar hacia la igualdad de derechos. Se cerró con una declaración histórica, firmada por 68 mujeres y 32 hombres.

1851 - El discurso de Sojourner Truth

Sojourner Truth fue la primera mujer negra que adquirió relevancia nacional por su lucha por el abolicionismo y la igualdad de las mujeres. Nacida en la esclavitud, su discurso ‘¿No soy yo una mujer?’ en la Convención de los Derechos de la Mujer de Ohio de 1951 corrió como la pólvora durante la Guerra Civil estadounidense.

1872 - El arresto de Susan Anthony

El movimiento sufragista crecía a marchas forzadas en la segunda mitad del siglo XIX. A veces, con consecuencias para las activistas. Susan Anthony y otras 14 mujeres consiguieron registrarse para las elecciones presidenciales de 1872 y votar. Fueron arrestadas una semana después por votar ilegalmente.

1872 - Primer asalto a la Casa Blanca: Victoria Woodhull

Una de las sufragistas más activas fue Victoria Claflin Woodhull, que llegó a presentarse como presidenta en las elecciones de 1872, la primera mujer en hacerlo. Se presentó por un partido minoritario, el Partido de la Igualdad de Derechos. Las elecciones las ganó Ulysses Grant, que repetía como presidente.

1884 - Belva Lockwood: dedicada a romper barreras

Apenas le quedaron ‘techos de cristal’ por romper a Belva Ann Bennett Lockwood: fue maestra desde los 14 años; tras enviudar muy joven, obtuvo un título universitario; fue directora de colegio, pionera de la educación mixta y acabó estudiando Derecho y convirtiéndose en la primera mujer en ejercer la abogacía ante el Tribunal Supremo. Fue candidata dos veces a la presidencia.

1916 - Jeannette Rankin, primera congresista

Todavía las mujeres no tenían derecho a voto, pero Jeannette Rankin consiguió ser elegida como diputada de la Cámara de Representantes por el estado de Montana. Era la primera mujer en ostentar un cargo en la legislatura nacional.

1920 - Aprobado el voto femenino

Después de décadas de luchas, manifestaciones, disturbios y arrestos, se aprobó la 19ª enmienda a la Constitución, que consagraba el derecho de voto de las mujeres.

1932 - Hattie Caraway, primera senadora

Aunque Rebecca Latimer fue nombrada senadora diez años antes -solo estuvo dos días en el cargo-, la primera que consiguió el puesto en una elección fue Hattie Caraway, en representación de Arkansas. Y se quedó 14 años en su escaño.

1933 - En el Gobierno: Frances Perkins, secretaria de Trabajo

Franklin Roosevelt fue el primer presidente en incluir una mujer en su Gabinete. Fue Frances Perkins, nombrada secretaria de Trabajo y que se convirtió en la primera mujer en la línea sucesora de un presidente.

1964 - Margaret Chase Smith, nominada republicana

Hubo muchas candidatas a la presidencia por partidos minoritarios desde finales del siglo XIX, pero en los partidos mayoritarios, eso no se produjo hasta 1964. La senadora Margaret Chase Smith consiguió 27 votos en la convención del partido republicano, que acabó eligiendo a Barry Goldwater como candidato presidencial.

1972 - Shirley Chisholm, la primera negra en el Congreso

De origen caribeño, Shirley Chisholm, de Nueva York, fue la primera negra en conseguir un escaño en el Congreso de EE.UU. Lo hizo para la Cámara de Representantes, un puesto que utilizó después como trampolín para una candidatura a la presidencia -la primera demócrata en hacerlo- que no fructificó.

1984 - Desembarco en el ‘ticket presidencial’: Geraldine Ferraro

En las elecciones de 1984, en las que se impuso Ronald Reagan, el partido demócrata acudió por primera vez con una mujer en el ’ticket presidencial’: Geraldine Ferraro aspiraba a la vicepresidencia en el asalto a la Casa Blanca de Walter Mondale.

1996 - Madeleine Albright, mano derecha del presidente

El marido de Hillary Clinton, Bill Clinton, fue el primer presidente en nombrar a una mujer como secretaria de Estado, responsable de la diplomacia de EE.UU. y la cuarta posición en la sucesión del presidente. Fue Madeleine Albright y desde entonces otras dos mujeres han ocupado ese cargo: Condoleezza Rice y la propia Hillary Clinton.

2008 - Sarah Palin, contendiente republicana para la vicepresidenta

Sarah Palin fue una de las grandes animadoras de las elecciones de 2008. Fue la primera republicana incluida en un ‘ticket presidencial’. John McCain la fichó para captar el voto conservador, pero las elecciones fueron históricas por otro motivo: las ganó Barack Obama, el primer negro en la Casa Blanca.

2012 - Jill Stein, récord de votos para una candidata

Hillary Clinton podría no ser la única mujer en aspirar a la Casa Blanca en estas elecciones. Jill Stein busca ser la candidata del Partido Verde, algo que ya consiguió en 2012, cuando logró el récord de votos para una aspirante a presidenta. Al récord le quedan menos de cinco meses de vida.