españa ante la crisis

Valeriano Gómez considera que no es bueno que los salarios de los trabajadores crezcan demasiado

Afirma que en un momento como el actual "debe haber contención para poder seguir compitiendo con el resto de los países"

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha asegurado que no es bueno que los salarios de los trabajadores "crezcan demasiado en un momento como el que estamos atravesando en España". En una entrevista en el programa '59 segundos' de TVE, ha explicado que en un momento como el actual debe haber contención salarial para poder seguir compitiendo con el resto de los países europeos y del mundo "en un contexto económico muy exigente".

En este sentido, Gómez ha defendido que la revisión salarial esté ligada a la productividad, pero -ha añadido- "no es posible alejarla de la evolución de los precios, porque los salarios sirven para vivir". "Nuestro modelo salarial ha sido un modelo que, a diferencia de otros países europeos, ha tenido en cuenta la inflación futura, no la pasada, y junto a ello teníamos en cuenta también cuál era la productividad esperada", ha subrayado.

Ha señalado que la productividad es el mejor indicador de cuánto crece la riqueza de un país y ha destacado que esa productividad "tiene que repartirse entre los salarios". "Eso es lo que hemos hecho en estos 30 años, una previsión de crecimiento de los precios y un avance en proporción a la productividad. Esto es lo que tenemos que seguir haciendo con más énfasis si cabe en las empresas, que es ahí donde se mide la productividad, no sólo en el conjunto de la economía, ha indicado.

Sobre las cifras del paro, Gómez se ha mostrado convencido de que a finales de 2011 se empezará a crear empleo. "Al principio será poco, pero durante 2012 consolidaremos un ritmo de crecimiento en el entorno de un 2 ó un 2,5% y a partir de ahí podremos comenzar a crear empleo de forma intensa", ha afirmado. En cuanto a la reforma de las pensiones, el ministro de Trabajo cree que, "en el futuro no sólo no será discutida, sino que será intensamente apoyada por el conjunto de la sociedad española".