MERCADOS | MADRID

Peligros más allá de Grecia

El selectivo español cierra en 'rojo' al caer un 1,26% en consonancia con los parqués del Viejo Continente

MADRID Actualizado:

El segundo rescate de Grecia no ha convencido, el crudo está por las nubes y los datos macroeconómicos que hemos conocido ofrecen una fotografía de la realidad bastante decepcionante. De ahí que los índices de renta variable europeos cerraran la sesión en rojo. Entre ellos, el que peor se comportó fue el Ibex, con un descenso del 1,26%, para dar un último cambio en los 8.657 puntos. A continuación, el Dax y el Ftse Mib de Milán, con un descenso de alrededor de un 0,9%. Mientras, el Cac 40 francés se dejó alrededor de medio punto porcentual. El Ftse 100 de Londres perdió un 0,20% y el PSI-20 de Lisboa, un 0,07%. El selectivo griego retrocedió más de un 7%. La agencia de calificación bajó su nota desde CCC hasta C y no descartó rebajarla hasta D de "default" (quiebra), incluso en el caso en que al país se le libere de parte de la deuda con un canje de bonos.

En la agenda macroeconómica de la sesión, comenzamos con China. Allí, el índice de gestores de compras del sector manufacturero elaborado de manera preliminar por HSBC muestra que la actividad del sector podría haberse contraído en febrero por cuarto mes consecutivo. La segunda economía del mundo sigue siendo vulnerable ante la posibilidad de que se produzca un mayor enfriamiento provocado por la crisis de la deuda europea, que se traduce en menos exportaciones, mientras que su mercado interno también flaquea, como consecuencia del débil equilibrio de su mercado inmobiliario.

En Europa, malas noticias de Alemania: el índice de gestores de compras del sector manufacturero cayó, según la lectura preliminar del mes de febrero, de los 51 a los 50,1 puntos, cuando se esperaba que subiera hasta los 51,5 puntos. Por debajo de los 50 puntos este indicador implica que la actividad se contrae, así que Alemania parece que deja de estar en una situación holgada. También la lectura del sector servicios se situó por debajo de lo esperado, al caer desde los 53,7 hasta los 52,6 puntos, cuando se esperaba una expansión hasta los 53,9 puntos.

En Francia, el sector manufacturero saltó por encima de los 50 puntos por sorpresa, pero el sector servicios empeoró más de lo esperado, aunque continúa también por encima de 50 puntos. Con las decepciones de Francia y de Alemania, los índices de gestores de compras de los sectores servicios y manufacturero del conjunto de la zona euro se encuentran en zona contractiva, por debajo de los 50 puntos. El del sector industrial ya lo estaba, pero no el del sector servicios.

En la zona euro también se conoció otro indicador, pero más atrasado, dado que corresponde al mes de diciembre. Entonces, los pedidos industriales cayeron, aunque menos de lo previsto. Y es que parece que la situación económica europea se complica todavía más en los primeros meses de 2012.

En el Reino Unido se publicaban las actas de la última reunión del Banco de Inglaterra. Revelaron que dos de los nueve miembros del comité apostaron por incrementar la compra de bonos en 75.000 millones de libras. Al final, se decidió un aumento de 50.000 millones, porque el resto de los miembros, argumentaron que con una cantidad tan grande en nuevos estímulos se enviaba una mala señal al mercado: se le dice que la economía está más débil. Aunque, en cierto modo, el mercado interpreta que es posible que el Banco de Inglaterra, considerado el más expansivo del planeta, deje la puerta abierta a más estímulos.

En Estados Unidos las cifras económicas publicadas no fueron buenas. En enero se vendieron menos viviendas de segunda mano de lo esperado, además de que se revisó fuertemente a la baja el dato del mes anterior.

Wall Street cerró en terreno negativo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendió el 0,21% arrastrado por el sector financiero en un día marcado por las nuevas preocupaciones por la situación de la zona euro.

Según datos provisionales al cierre de la sesión, ese índice, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas de EEUU, restó 27,02 puntos hasta las 12.938,67 unidades, el selectivo S&P 500 perdió el 0,33 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq cedió el 0,52%.

Ayer, el precio del barril de Brent superaba los 123 dólares y alcanzaba los 123,5. Hay que recordar que, coincidiendo con la primavera árabe, el precio del barril de Brent alcanzó máximos en los 126 dólares a principios del mes de abril. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se cambiaba por algo más de 105 dólares.

En el mercado de divisas, el tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantuvo en 1,325 unidades. Y, en el de deuda, las primas de riesgo repuntaron. La de España, desde los 310 puntos básicos hasta los 319. La de Italia, desde los 345 hasta los 362 puntos básicos. Detrás de ello, ¿la subida de los intereses de los bonos periféricos o la caída de los de Alemania? Un poco de todo. El interés del bono español bajó del 5,10% hasta el 5,08%. Pero el interés de los bonos italianos subió del 5,43% hasta el 5,55%. Mientras, el interés del bono alemán bajó del 1,98% hasta el 1,89%. De vuelta en la Bolsa, en el Ibex, los peores valores fueron los bancos, como consecuencia de dos razones: por un lado, la propuesta del Gobierno a favor de la dación en pago; por otro lado, la noticia de que las empresas acreedoras de la Administración podrán pedir a los bancos que les adelanten el dinero. El peor valor de la sesión fue el Popular, con un retroceso del 4,11%. A continuación, CaixaBank y el Sabadell, que se dejan más de tres puntos porcentuales. Santander, BBVA y Bankinter perdieron un 2,66%, un 2,57% y un 2,22%, respectivamente. El que mejor se comportó fue Bankia, que perdió un 1,01%.

Aunque, dentro del Eurostoxx 50, también los bancos fueron los más castigados. Y con mayores descensos. Así, Société Générale perdió un 4,42%, Unicrédito, un 3,84%, e Intesa SanPaolo, un 3,08%. Entre los grandes valores, además de los bancos, pérdidas para Iberdrola, que se dejó un 1,44%, y Telefónica, que perdió un 0,95%.

En el otro lado de la tabla, FCC lideró los ascensos -también del Mercado Continuo-, con una revalorización del 9,58%, posiblemente porque es una gran acreedora de la Administración. A continuación, otras tres constructoras: Sacyr Vallehermoso, con una revalorización del 3,33%, y ACS y OHL, con ganancias de más de 2%. Enagás, Indra, Ebro, Grifols y Red Eléctrica completaron la lista de valores en positivo. Otro puñado de compañías se salvaron de los números rojos: Acerinox, Inditex, Gas Natural y Repsol cerraron la sesión en tablas.

Fuera del selectivo, tras FCC, el mejor valor fue Natraceutical, que ganó un 3,95%. Y entre los mejores, también Natra, que se apuntó un 2,65%. En el otro lado de la tabla, Montebalito fue el valor que más cayó, con un recorte del 7,45%, mientras que Uralita se dejó más de un 6%.