MERCADOS | MADRID

La Fed da un nuevo impulso

Su decisión de mantener los tipos de interés en torno al 0% hasta 2014 y las esperanzas sobre Grecia permiten escalar al selectivo un 1,85%

CRISTINA VALLEJO
MADRID Actualizado:

La Reserva Federal norteamericana ha vuelto a dar otra bombona de oxígeno a los mercados. No sólo por prometer tipos en el 0% hasta finales de 2014 ni por dejar la puerta abierta a otra ronda de expansión cuantitativa, es decir, de compra de bonos, que algunos analistas anticipan que se anunciará esta misma primavera, sino también por algo que no puede pasar desapercibido: estableció un objetivo de inflación medida por el deflactor del consumo privado del 2%, lo que implica, según algunos analistas (The Economist publicaba un artículo al respecto), que tiene margen para dejar a la inflación subir, algo bueno en tiempos de crisis.

De ahí que el Ibex 35 diera un primer cambio en positivo cerca de los 8.600 puntos. Y su evolución fue de menos a más. Contribuyeron los buenos datos macroeconómicos publicados en Europa, como el índice de confianza de los consumidores alemanes que se situó en máximos desde el mes de abril, referencia que se une a los índices de gestores de compras y del Ifo, que animan a pensar que, finalmente, Alemania podría no recaer en recesión. Buenas noticias también de Francia, cuyo indicador de confianza de los consumidores también batió expectativas. Ayudó, además, la filtración de que, seguramente, los acreedores de Grecia podría aceptar un interés inferior al 4% en los nuevos bonos a más largo plazo que reciban a cambio de sus antiguos a corto plazo.

Y una subasta de deuda italiana: el Tesoro italiano logró colocar 5.000 millones de euros en deuda a dos y diez años, la cantidad máxima prevista, con un interés significativamente inferior al registrado en emisiones similares anteriores. De ahí que las primas de riesgo de España e Italia se redujeran ligeramente (hasta los 333 y los 418 puntos básicos, respectivamente) y eso que el interés de la deuda alemana bajó bastante: desde el 1,94% hasta el 1,87%. Pero es muy destacable el hecho de que el interés de la deuda italiana a diez años esté a punto de caer por debajo del 6%. Pero la que no da tregua es la de Portugal, que parece comenzar una espiral a la griega. De hecho, su prima de riesgo marcaba máximos de la era del euro rozando los 1.300 puntos básicos, así como sus costes de financiación, que en su plazo a diez años se coloca en el 14,8%.

El euro, en máximos

La expansión monetaria de la Reserva Federal tiene su reflejo en una intensa revalorización del euro hasta superar el nivel de 1,31 dólares. Marcó máximos de la sesión en 1,318 unidades, pero al cierre se colocaba en 1,315 unidades. En todo caso, el dólar cae a su nivel más bajo de las cinco últimas semanas. Los inversores salen del dólar y buscan alternativas. Y parece que la han encontrado en el oro, que subía hasta los 1.724 dólares la onza. El resto de materias primas también le sacan partido a la Fed: el barril de West Texas superaba los 100 dólares y el de Brent recuperaba el nivel de los 110 dólares.

En la deuda pública americana también tuvo su efecto, con caídas de los intereses en todos los plazos. Ése es el objetivo de la Fed: desincentivar el ahorro y animar la inversión para que la recuperación siga adelante. Ya por la tarde, algunos de los datos publicados en Estados Unidos seguían dando alas a los mercados: el índice de actividad manufacturera de la Fed de Chicago pasó a terreno positivo en diciembre por sorpresa. Además, los pedidos de bienes duraderos subieron un 3% en diciembre, un punto más de lo esperado. Las malas noticias vinieron del paro semanal, que subió algo más de lo esperado, y de las ventas de viviendas nuevas, que bajaron contra pronóstico. Además, dos grandes compañías industriales del Dow Jones, Caterpillar y 3M, presentaron unos resultados que entusiasmaron a los inversores, a tenor de su comportamiento bursátil.

Los mercados de renta variable fueron muy receptivos a las buenas noticias. De hecho, los mercados emergentes subieron hasta máximos de los cinco últimos meses. El Dow Jones tentaba máximos desde mayo del año 2008. Y, en Europa, el Stoxx 600 sube un 20% desde los mínimos de septiembre y, según anunciaba Bloomberg, ha entrado ya en tendencia alcista.

Hablando en concreto de lo que hicieron los índices, el selectivo español logró cerrar por encima de los 8.700 puntos. Dio un último cambio en los 8.713,80 puntos, lo que supone una revalorización del 1,85%. Fue el más rentable de todos los indicadores europeos. A continuación se situó el Dax alemán, que ganó un 1,84%. El Ftse Mib de Milán se apuntó un 1,71%. Mientras, el Cac 40 francés ganó un 1,53%. También el Ftse 100 británico ganó más de un punto porcentual con las compañías relacionadas con las materias primas encabezando las subidas. El PSI-20 de Lisboa fue el único que cerró la sesión con un avance inferior al 1%. Capítulo aparte merece el selectivo griego, que ganó más de un 6%, con sus bancos disparándose un 30%. Una señal de que se ve muy cerca el último capítulo de la crisis helena.

Mercado español

En el Ibex, IAG lideró los avances, con una revalorización del 4,47%. A continuación, Sacyr Vallehermoso, que rebotó casi un 4%. Arcelormittal, Enagás, Amadeus e Iberdrola avanzaron más de un 3%. Entre los grandes valores, también destacaron BBVA y el Santander, que subieron un 2,49% y un 2,31%, respectivamente. Telefónica y Repsol subieron un 1,67% y un 1,58% por ese orden. En rojo, sólo cuatro valores y con descensos muy reducidos. Abertis fue el que más cayó, con un retroceso del 0,35%. A continuación, Bankia, que se dejó un 0,17%. Ferrovial y Acciona sufrieron recortes de sólo un 0,02%. Gas Natural, por su parte, cerró la sesión prácticamente en tablas.

Sabadell presentó sus cuentas. Durante gran parte de la sesión estuvo en rojo, liderando los descensos, incluso, pero al cierre, logró avanzar un 0,10%. De hecho, ello pareció pesar contra el resto de la banca mediana, porque CaixaBank subió sólo un 0,33%, el Popular, medio punto porcentual, y Bankinter, un 0,95%.

Fuera del selectivo, Fergo Aisa fue el mejor valor, con una subida del 10%. A continuación, Fersa, que se apuntó un 6,76%. Fluidra y Tubacex fueron las otras dos únicas compañías del Mercado Continuo que subieron más que IAG. En rojo, el peor valor del Mercado Continuo fue Urbas, que sufrió un descenso del 5%, seguido de Colonial, que se dejó un 3,48%. Tras el cierre, esta última anunció la refinanciación de 3,5 millones de euros de deuda de Riofisa.

En el Eurostoxx 50, el mejor valor de la sesión fue Carrefour, con una revalorización de más de un 7%. Ninguna de sus compañías cerró la sesión en rojo, pero sí es destacable el hecho de que algunos bancos salvaran la jornada por la mínima, como BNP Paribas o Société Générale.