mercados | madrid

El Ibex reconquista los 10.500 puntos

El alza del 2,38% del Ibex es el mayor en los últimos dos meses

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ibex-35 recuperó un 2,38% y dio un último cambio en los 10.574,40 puntos. El selectivo español fue el más rentable de Europa, pero el Cac 40 francés y el Dax alemán también ganaron más de dos puntos porcentuales. Los indicadores que ayer peor lo hicieron fueron el Ftse 100 británico y el PSI-20 de Lisboa, que se apuntaron un 1,19% y un 1,36%, respectivamente. En Estados Unidos, el Dow Jones ganaba un 1,64% y recuperaba los 12.000 puntos tras siete sesiones consecutivas por debajo de ese nivel.

Posiblemente, a las Bolsas les animó la intervención de la ONU en Libia. Normalmente, los mercados reaccionan con subidas a este tipo de operaciones militares. Pero había más noticias que actuaron como impulsores de la renta variable, a modo de alineación de planetas. Por un lado, en Japón no se ha hecho realidad el peor de lo escenarios, lo que ha provocado que Bankinter, por ejemplo, haya decidido no adoptar una posición de completa liquidez en su cartera. Aunque tendremos que esperar a mañana para saber cuál es la reacción de la Bolsa de Japón a las últimas noticias, dado que hoy cerraba por festivo.

Por otro lado, el mercado también celebra la política expansiva del Banco de Japón y las acciones coordinadas del G-7. Y, en particular, en España, no hay que olvidar que la prima de riesgo de la deuda sigue corrigiendo con mucha fuerza: ayer bajaba hasta el 1,91%, porque el interés del diez años español caía hasta el 5,15%, mientras que el del bono alemán subía hasta el 3,24%, indicando este último dato una menor aversión al riesgo en los mercados.

También, la expectativa creciente de nuevas subidas de los tipos de interés: Gertrude Tumpel-Gugerell, miembro del consejo de gobernadores del Banco Central Europeo, aseguró que sigue siendo fundamental mantener una fuerte vigilancia para controlar la inflación, con lo que venía a insinuar que el BCE subirá los tipos de interés el mes que viene. Esa expresión de "fuerte vigilancia" indica que la subida de los tipos es inminente. De hecho, el euribor volvía a subir.

El euro responde en consecuencia: se refuerza en su tipo de cambio con el dólar, hasta superar la barrera de 1,42 dólares. Y, ante la reducción del riesgo en Japón, la cotización del yen bajaba en su tipo de cambio con el dólar.

Y, como factor positivo, también, la oleada de operaciones corporativas a la que sigue asistiendo el parqué, ayer con la protagonizada por Deutsche Telekom, que vendió su división norteamericana a AT&T. Al cierre, la operadora alemana se disparaba más de un 11%, la mayor subida del Eurostoxx 50. Todos los valores del selectivo paneuropeo cerraron la sesión al alza. Destacó el sector financiero y el asegurador, también France Telecom y hubo algún rebote puntual de valores castigados, como LVMH. Y, aunque ningún valor del índice cerró en rojo, lo cierto es que se observa que las eléctricas alemanas siguen sufriendo el lastre.

Solo un valor en negativo

En el selectivo español, únicamente un valor, Gamesa, cerró la sesión en negativo. Posiblemente, porque fue uno de los valores más alcistas la semana pasada. Entre los peores, pero ya en verde, compañías como Red Eléctrica, Acerinox o Abengoa, con subidas de menos de un punto porcentual.

En el otro lado de la tabla, Mapfre fue el valor más rentable, con una revalorización del 3,50%. Otros valores del sector financiero, como BBVA y el Santander también registraron importantes ascensos: ganaron un 3,15% y un 2,88%, respectivamente, aupados por la moderación del riesgo de la deuda española.

También despuntaron otras empresas entre las mejores del Ibex, como Iberdrola, que se apuntó un 3,40%, tras conocerse que durante la semana pasada realizó cinco operaciones de compra de acciones propias equivalentes al 0,47% de su capital social. Su objetivo es hacerse con una autocartera equivalente al 4,24% del capital y utilizarla para la fusión por absorción de su filial Iberdrola Renovables. Acciona también avanzó más de un 3%.

Entre los valores más rentables, también contamos con OHL o Grifols, que ganaron alrededor de un 2,8%, mientras que Repsol YPF se apuntó un 2,67%. A diferencia de lo sucedido con otras intervenciones de la ONU o de la OTAN en conflictos similares a los de Libia, el precio del crudo no aflojó, aunque no se tensionó demasiado: el barril de Brent, de referencia en Europa, llegó a superar los 116 dólares, pero al cierre de la sesión se replegaba hasta los 114. En Estados Unidos, el barril de West Texas avanzaba con relativa fuerza hasta los 102,50 dólares. Los analistas dicen que es normal que el crudo cotice con una cierta prima de riesgo, dado que aún hay muchos conflictos encima de la mesa, como el de Bahrein, que también implica a Arabia Saudí y que podría, en un momento dado, salpicar a Irán. Además del crudo, también subían el oro, la plata y el platino, mientras que las materias primas alimenticias retrocedían casi todas.

La agenda de la sesión no traía demasiadas noticias. Y sólo en Estados Unidos, donde el índice de actividad manufacturera de la Fed de Chicago mejoró por sorpresa, pero se mantiene aún en números negativos. Mientras, las ventas de viviendas de segunda mano sufrieron una caída del 9,6% en febrero, más del doble de lo esperado. Con ello, en tasa anualizada, el mes pasado se realizaron 4,88 millones de transacciones, por debajo de las 5,13 millones que esperaba el consenso de analistas consultado por Bloomberg. En Europa, a partir de las seis de la tarde se reunían los ministros de finanzas de los 27 países miembros de la Unión para debatir sobre el mecanismo de rescate.

Semana clave para Portugal

En este sentido, ésta es una semana clave para Portugal. El miércoles se debate en el parlamento luso el nuevo plan de ajuste fiscal presentado por el Gobierno. Y puede avecinarse una crisis gubernamental si atendemos a las afirmaciones del Primer Ministro, que dijo que no se podrá mantener al frente del país si las medidas no se aprueban, por lo que no se puede descartar una dimisión del gobierno si no cuenta con el respaldo en el parlamento. El Primer Ministro también ha afirmado que es fundamental evitar un escenario que podría forzar la petición de un rescate. El líder del principal partido de la oposición, mientras tanto, ha dicho que no apoyará las medidas del Gobierno. Todas estas noticias pueden interferir en la negociación de la flexibilización del fondo de rescate que tendría que aprobarse esta misma semana. El interés del bono luso se mantenía en los mismos niveles del pasado viernes, cuando se especuló con la posibilidad de que el Banco Central Europeo hubiera comprado bonos en el mercado secundario. Pero ayer publicó que no realizó ninguna adquisición de deuda soberana. En este sentido, una de las peticiones que el BCE está lanzando a los mandatarios europeos consiste en que el nuevo fondo tenga la capacidad de comprar bonos en el secundario, y no sólo en las emisiones en el primario.

Pero dieron igual todas estas tensiones. A diferencia de lo que hubiera sucedido en cualquier otra sesión, los indicadores de renta variable no se frenaron. El Ibex-35, por ejemplo, fue de menos a más. Marcó los mínimos de la sesión en los 10.420 puntos poco después de comenzada y cerró en sus máximos intradiarios, en los 10.574 puntos. Algunos analistas dicen que se sentirían cómodos comprando una vez se consoliden los 10.600 puntos. Otros, que sería mejor que asegurara los 10.750 puntos. Pero otros piensan que las próximas semanas serán volátiles en los mercados.