mercados | madrid

Al Ibex le falló el informe de empleo americano

El selectivo se deja un 0,65%, cierra por debajo de los 10.500 puntos y cae al nivel más bajo desde el pasado 17 de enero

CRISTINA VALLEJO
MADRID Actualizado:

La mañana fue muy volátil para el Ibex, aunque dominaron los moderados números verdes. Influía que los mercados asiáticos hubieran cerrado por la mañana con sólidos avances y que el jueves por la noche Wall Street registraba un avance también fulgurante.

Pero los mercados del Viejo Continente se veían muy pesados porque vivían la pesada resaca del anuncio de la subida de tipos que había realizado el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, el día anterior y, tenían el nerviosismo normal previo a la publicación del informe oficial de empleo correspondiente al mes de febrero por parte del Gobierno americano.

Precisamente, la tensa calma que respira el Ibex, que tenía que hacer frente a un fuerte incremento del euribor a un día desde el 1,78% hasta el 1,924%, y con el incremento de la prima de riesgo de la deuda española, que volvía a superar el 2,12%, se venía abajo con la publicación de los datos americanos. El selectivo español se hundió desde los 10.600 puntos hasta los 10.540 punto. Con una negativa apertura de la Bolsa de Nueva York se fue todavía más abajo: hasta los 10.460 puntos, el nivel más bajo de la sesión que marcó pasadas las cinco de la tarde. El indicador intentó un rebote a última hora, pero no llegó a recuperar los 10.500 puntos. Dio un último cambio en los 10.498,70 puntos, lo que supone un retroceso del 0,65% respecto al cierre del jueves. Exactamente lo mismo bajó el Dax alemán, mientras que el PSI-20 de Lisboa retrocedió un 0,57%. El Ftse 100 británico, mientras, cayó un 0,24%, mientras que el selectivo de Milán perdió un 0,07%. El Cac 40 francés fue el peor índice de todos, con un recorte del 1%.

Hoy, pues, el Ibex volvió a mostrarse vulnerable. Porque a España, casi más que a cualquier otro país le afecta un endurecimiento monetario. Así parece que lo entendió Fitch, que puso bajo perspectiva negativa el "rating" de España, aunque ya con las bolsas europeas cerradas.Y por dudas en cuatro aspectos: la fortaleza y sostenibilidad de la recuperación económica; el coste de la reestructuración de las cajas; la adhesión a los límites presupuestarios, sobre todo por parte de los Gobiernos regionales; y por la posibilidad de que haya nuevos episodios de tensión en Europa, si la cumbre comunitaria de finales de marzo no tiene éxito. La perspectiva negativa puede implicar una próxima rebaja de "rating" que actualmente, para Fitch, se encuentra en AA+.

Pero, ¿de verdad fue tan malo el dato de empleo americano? Durante el mes de febrero se crearon 192.000 puestos de trabajo en el sector no agrícola, 4.000 menos de lo que se esperaba. Pero, a cambio, el dato del mes anterior se revisó sustancialmente al alza: desde los 36.000 hasta los 63.000. Si tenemos en cuenta lo sucedido en el sector privado, la creación de empleo ascendió a 222.000 nuevos puestos, por encima de los 200.000 estimados por los analistas. De la combinación de ambos datos podemos extraer la conclusión que el sector público fue el que destruyó empleo y el que impidió que se cumplieran las expectativas de empleo no agrícola. El sector manufacturero que, sin duda alguna, sigue siendo el que tira de la recuperación económica, creó 33.000 nuevos empleos, 8.000 más de los que se esperaba. Con todo esto, la tasa de paro bajó una décima, hasta el 8,9%, cuando los expertos habían previsto el aumento en una décima. Se trata, además, de la tasa más baja desde abril de 2009.

El informe de empleo americano contiene información sobre las horas trabajadas y los salarios. Y ahí es donde la lectura es algo más negativa, como señalan los analistas de Inverseguros. Los salarios por horas se mantuvieron estables en febrero, cuando el consenso de expertos esperaba un aumento mensual del 0,2%. Y, por otro lado, el número de horas que de media trabajan los empleados a la semana se mantuvo en las 34,2, cuando se esperaba que se situara en las 34,3. "Por tanto, es un conjunto de información mixto. La creación de empleos se nos antoja algo débil, debido a que no compensa por completo el efecto del clima del mes pasado.

En rojo los grandes valores

Observando la media de ambos periodos, el número de puestos de trabajo creados está todavía muy por debajo de lo deseable para la Reserva Federal", explican los expertos de Inverseguros. A la luz de este informe de empleo, el mercado puede verse especialmente preocupado por la reducción del poder adquisitivo de los americanos ante la subida del precio del petróleo. Los salarios no suben y el petróleo está disparado. Ello puede provocar que el consumo de las familias se deteriore, algo especialmente preocupante en una economía en la que esta partida pesa más de dos tercios.

De hecho, ayer el crudo volvía a subir con relativa fuerza, ante las noticias que indicaban que los rebeldes se podrían haber hecho con el control de varios puertos en Libia. Así, el barril de Brent, de referencia en Europa, subía hasta los 116 dólares, mientras que en Estados Unidos el West Texas avanzaba hasta los 104 dólares, su nivel más alto en 29 meses.

Las cifras de pedidos de fábrica no ayudaron a compensar, aunque en enero crecieran un 3,1%, frente al 2% previsto por los analistas consultados por Bloomberg. Los índices a uno y a otro lado del Atlántico caian sin remedio.

En España, contra el Ibex pesó el sector financiero. BME fue el que más cayó, con un recorte del 2,39%, hasta los 21,26 euros. A continuación, Santander, que retrocedió un 1,85%. Bankinter, BBVA y el Popular también retrocedieron más de un punto porcentual. El Sabadell fue el banco que mejor se comportó, aunque retrocedió casi medio punto porcentual.

En rojo terminaron casi todos los demás grandes valores: por ejemplo, Iberdrola, que retrocedió un 1,06%, o Telefónica, que perdió un 0,39%. Repsol YPF, mientras, registró un tímido avance del 0,10%. En el otro lado de la tabla, Red Eléctrica lideró los ascensos, con una revalorización del 2,38%, hasta los 38,95 euros. A continuación, Endesa, Telecinco y Enagás, con avances de más de un 1%.

En el mercado continuo, Fluidra fue el mejor valor, con una revalorización del 5,37%. A continuación, Codere, con un repunte del 4,41%. Les siguieron Viscofán y Barón de Ley, con revalorizaciones de más de tres puntos porcentuales. En el otro lado de la tabla, Lingotes, que cedió más de un 7%.