mercados | madrid

El Ibex choca con los 10.800 puntos

La Bolsa sube un 0,24% al cierre de la sesión pero salva los 10.700 enteros

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

España, tanto su deuda como su Bolsa, han superado sin ningún problema la incertidumbre política que ahora se abre en España con la noticia de que José Luis Rodríguez Zapatero no se presentará a las elecciones el próximo año. Aunque no faltaron los análisis que apuntaban la posibilidad de una reducción del ritmo de reformas o de la lucha contra el déficit en un país con un "pato cojo" al frente, como sucede en los últimos años de la segunda legislatura de los presidentes estadounidenses. Otros, en cambio, aseguran que, como ya no tiene nada que perder, el presidente no tendrá inconveniente en llevar a cabo las reformas que todavía quedan por hacer.

Pero dejando todos estos ejercicios de política fiscal, lo cierto es que los mercados fueron a su aire. O, de quedarse con algo, lo hicieron con lo mejor de toda esta historia. El selectivo español cerraba con una revalorización del 0,24%, hasta los 10.756,10 puntos, y, por tanto, con mejor comportamiento que otros indicadores de renta variable europeos, como el Dax alemán, que cerró prácticamente en tablas, el Cac 40 francés, que se dejó un 0,29%, mientras que el PSI-20 de Lisboa ganó un 0,09%. Pero en el Ibex también se observa un cierto vértigo. El Ibex fue de menos a más durante la sesión, para tocar los máximos intradiarios ligeramente por encima de los 10.800 puntos poco después de las tres y media de la tarde, para replegarse después. Aunque, como viene siendo habitual en las últimas sesiones, el indicador durante un minuto, pocos instantes antes del cierre de la jornada, se disparó hasta los 10.836 puntos.

En el mercado de deuda, se redujo la prima de riesgo del bono español a diez años hasta el 1,91%, porque su interés cayó ligeramente hasta el 5,28%, al tiempo que el interés del bono alemán avanzaba hasta máximos de los últimos quince meses, cerca del 3,40%. La prima de riesgo que más bajó fue la irlandesa (0,17%). En el mercado se creen los test de estrés de la banca irlandesa y, por el momento, se aparca la posibilidad de un "default". Morgan Stanley publicaba un informe en el que recomendaba "comprar" deuda irlandesa. La gran excepción fue Portugal, cuya prima de riesgo sigue aumentando: ayer, el interés del diez años luso subía hasta el 8,6%, lo que supone una prima de riesgo del 5,22%.

Aumento del paro

En la agenda macroeconómica de la sesión contábamos con la publicación de las cifras del paro de España en marzo, que aumentó en 34.400 personas, al tiempo que ha caído la confianza en la economía doméstica, así como el sentimiento inversor en la zona euro, que bajó más de lo previsto. Los precios de producción del continente europeo aumentaron un 6,6% en tasa interanual, una décima menos de lo previsto, lo que no aleja la posibilidad de que el jueves el Banco Central Europeo suba los tipos de interés.

De hecho, el euro continúa fortaleciéndose con respecto al dólar: la moneda única europea subía por encima de 1,42 unidades. Y la subida del precio del petróleo sigue azuzando las presiones inflacionistas: el barril de Brent roza los 120 dólares, mientras que el barril de West Texas se cambia por más de 108 dólares, ante la irresolución de la guerra de Libia. En general, las materias primas marcaban máximos de los dos últimos años, confiadas en la potencia de la recuperación económica. O en la liquidez que circula en el mercado y que va hinchando unas burbujas detrás de otras. Pese a los síntomas de recuperación, la balanza se inclinaba hacia los que piensan que la Fed cumplirá en su totalidad con el plan de compra de bonos, lo que puede explicar que el dólar también se debilitara en su tipo de cambio con el yen por primera vez desde el 23 de marzo.

En Estados Unidos, no había noticias macro que reseñar. La apertura en Wall Street era volátil, pero con sesgo alcista. Uno de los principales argumentos que había detrás de estas subidas se encuentra en los resultados empresariales, que se espera hayan recuperado los máximos de 2007 en el tercer trimestre del año, en la mayor y más rápida recuperación desde el año 1900. Pero, es que, además, en los mercados se reproducen las operaciones corporativas, lo que alienta la evolución de los mercados de renta variable.

Los valores del Ibex

En el Ibex, Sacyr Vallehermoso lideró los ascensos, con una revalorización del 2,59%, hasta los 8,49 euros. A continuación, OHL, que se apuntó un 2,13%. Subidas también para Inditex, que ganó un 1,70%, Abertis, que se apuntó un 1,42%. También Enagás, Endesa y Gamesa ganaron más de un punto porcentual. Entre los grandes, los mejores fueron Repsol, con una revalorización del 0,84%, e Iberdrola, que ganó un 0,60%.

Telefónica también cerró en verde, con una subida del 0,33%. Pero los bancos terminaron la jornada con descensos. El que más cayó fue el Santander, con un retroceso del 0,70%, mientras que BBVA perdió un 0,05%. Popular y el Sabadell perdieron un 0,14% y un 0,13%, respectivamente. El único que se salvó fue Bankinter, que ganó un 0,20%. Pero, en el Eurostoxx 50, destacó el sector financiero como farolillo rojo. Entre todos, los peores fueron Société Générale y Crédit Agricole, con descensos de más de un 2%; pero también Unicredito, Deutsche Bank, BNP Paribas e ING, que retrocedieron más de un punto porcentual. Por tanto, los bancos españoles no fueron los peores de Europa.

Las compañías que peor se comportaron fuera del índice fueron Amadeus, que perdió casi dos puntos porcentuales, mientras que IAG retrocedió un 1,59%. Posiblemente, porque son las empresas más afectadas por la subida del precio del crudo. Fuera del Ibex, las cuotas participativas de la CAM fueron las que más sufrieron, con retrocesos del 5,69%. El futuro de esta caja de ahorros todavía no está claro: se debate entre una integración con Ibercaja, por ejemplo, o por la intervención por parte del Banco de España. En el otro lado de la tabla, Nyesa, que ganó más de un 13%. También Biosearch ganó más de un 10%. Y entre los mejores, otras químicas, como Ercrós o Natraceutical.