crisis en nueva rumasa

Carcesa entra en concurso de acreedores y UGT dice que «se pondrá orden»

La empresa de transformación alimentaria agrupa a unos 300 trabajadores en sus plantas de Mérida, Don Benito y Montijo

EFE
MÉRIDA Actualizado:

La empresa Carcesa ha entrado hoy en la situación de concurso de acreedores, ha informado esta tarde la presidenta del comité de empresa de Carcesa en Mérida, Rosario Riñones, que ha subrayado que "es la mejora situación para los trabajadores ya que no se podía seguir con esta gestión" y "se pondrá orden".

Riñones, de UGT, ha dicho que el concurso se ha establecido hacia las 14.30 horas y ahora el juez que se encargue del asunto fijará una administrador judicial y se estudiará los datos y los documentos de la empresa, "y decidirá de ahora en adelante la gestión de la empresa". Se trata, ha agregado, de "poner orden y dirigir la empresa en estos momentos". La empresa de transformación alimentaria Carcesa agrupa a unos 300 trabajadores en sus plantas de Mérida, Don Benito (Badajoz) y Montijo (Badajoz).

Nueva Rumasa ha presentado el concurso voluntario de Carcesa en el Juzgado número 1 de lo Mercantil de Badajoz, con lo que, junto con Dhul, ya son dos las compañías de la familia Ruiz-Mateos que se encuentran en concurso de acreedores. Según ha indicado Nueva Rumasa en un comunicado, el objetivo de esta medida es proteger los intereses de sus empleados, inversores y acreedores y garantizar la viabilidad futura de la compañía.

Cerró 2009 con beneficios

Han expresado su deseo de que la nueva situación concursal les permita "reanudar el proceso productivo y con ello poder hacer frente a los pedidos comprometidos, así como lograr un acuerdo con los acreedores de la compañía para superar esta situación concursal lo antes posible".

Carcesa cerró el ejercicio 2009 con un beneficio de 316.079,75 euros, prestó 124,36 millones a empresas del grupo y logró 70 millones de euros con la emisión de pagarés, según figura en el Registro Mercantil. Nueva Rumasa adquirió Carcesa en marzo de 2008 a la multinacional Kraft Foods, a la que posteriormente también comprarían Quesería Menorquina. Carcesa cuenta con marcas como "Apis", en tomate triturado, y "Fruco", en zumos y néctares, y pose tres fábricas en las localidades cacereñas de Mérida y Don Benito, y en Montijo (Badajoz).