mercados | madrid

Las bolsas necesitan más estímulos

El selectivo español, así como otros mercados, no ha experimentado ningún efecto notable tras el anuncio de la muerte de Bin Laden

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La muerte de Osama Bin Laden no ha desatado la euforia en los mercados de renta variable. El efecto el lunes fue fugaz y el martes, inexistente. Si acaso, se observó un ligero temor a la posibilidad de que haya aumentado el riesgo de atentados como venganza tras la desaparición de su líder. De hecho, los indicadores de renta variable europeos cerraron la sesión con pérdidas y los de Estados Unidos comenzaban la jornada con tono mixto: el Dow Jones, ligeramente al alza, y el Nasdaq, ligeramente a la baja. El peor de todos los índices del Viejo Continente fue el PSI-20 de Lisboa, que retrocedió un 0,63%, mientras que el Ibex-35 se dejó medio punto porcentual, para dar un último cambio en los 10.825,60 puntos, aunque los 10.800 estuvieron en peligro. El Dax alemán, el Ftse Mib de Milán y el Cac 40 francés cerraron la sesión con un retroceso de un 0,29% y un 0,36%, respectivamente. Los índices necesitan apoyos renovados para continuar subiendo.Hoy, en una sesión floja de resultados y con datos macroeconómicos de segunda fila, no han tenido suficiente estímulo para seguir con la escalada.

En el mercado de crudo, tras la volatilidad vivida el viernes, hoy ha sido una jornada de relativa estabilidad: el barril de Brent, de referencia en Europa, caía ligeramente hasta poco por debajo de los 124 dólares, mientras que el barril de West Texas perdía el nivel de los 113 dólares. Mientras tanto, el tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantenía por encima de 1,48 unidades. Hoy, un par de casas de análisis han presentado sendos informes en los que apuestan por revalorización del euro: hasta 1,60 unidades, en el caso de Aviva, y de manera algo más modesta, hasta 1,50, en el caso de Crédit Suisse. Pero Fernando Espinosa, de Interbrokers, opina que podría alcanzar, incluso, el nivel de 1,70 unidades. El oro ha caído un 0,85%, hasta los 1.543 dólares por onza, mientras que el precio de la plata retrocedía otro 4%, ante el incremento de los costes de especular con ella.

En el mercado secundario de deuda, buenas noticias para España, dado que la prima de riesgo de los bonos a diez años ha caído por debajo del 2%, hasta el 1,98%, después de que la rentabilidad de la deuda española ha bajado hasta el 5,26% y la de la alemana, ha avanzado ligeramente, hasta el 3,27%. En general, se estrechó la prima de riesgo de todos los bonos periféricos. Pero esta gran noticia no ha cotizado al alza. Ni siquiera el hecho de que se haya reducido la prima de riesgo de Grecia, debido a unas noticias que apuntaban por la mañana que las nuevas medidas puestas en marcha por el gobierno del país podrían retrasar la reestructuración de la deuda hasta 2012.

Pero, en el capítulo de la deuda, lo que más llama la atención es que el interés de los bonos americanos también está bajando, pese a las advertencias, hoy el FMI las lanzaba otra vez, sobre la situación insostenible de las finanzas de Estados Unidos. Así, en las cinco últimas sesiones, el interés de la deuda americana a diez años ha caído desde el 3,70 hasta el 3,25%. Parece que, una vez más, el presidente de la Reserva Federal norteamericana, Ben Bernanke, vuelve a tener éxito en su objetivo de tener el coste de la deuda bajo control. Quizá también haya contribuido el hecho de que el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, haya anunciado que la mayor economía del mundo no alcanzará el límite de deuda de los 14,29 billones de dólares de límite de deuda hasta el 2 de agosto, después de haber obtenido una mayor recaudación fiscal de la esperada y tras haber adoptado medidas extraordinarias, tales como la suspensión de la venta de bonos que tenían como objetivo la financiación de proyectos locales y estatales de infraestructuras.

Más margen para republicanos y demócratas

En todo caso, Bill Gross, de Pimco, volvió a bramar contra la inversión en bonos americanos. A su juicio, el hecho de que los tipos de interés estén prácticamente en cero supone una gran amenaza para quienes han invertido en bonos, porque no se pone coto a la inflación, que, a su vez, se "come" la parca rentabilidad que ya de por sí otorgan. Así, el interés de los bonos americanos cayó hoy hasta su nivel más bajo de las seis últimas semanas. Quizá la deuda pública estadounidense vuelve a convertirse en refugio. Quizá lo que ocurre es que los inversores descuentan débil crecimiento.

Hay analistas que vinculan este comportamiento a los débiles datos industriales del mes de abril que se publicaron el lunes. O, simplemente, ello se deba a que se prevé que haya menos oferta de deuda en el mercado en las próximas semanas. A ello se atribuyó que el interés de la deuda a un año cayera hasta niveles récord.

En cambio, el interés de los bonos alemanes continúa al alza. En este caso, recogen más inflación pero, sobre todo, la creciente probabilidad que existe de que continúen subiendo los tipos de interés en Europa, aunque no en la reunión del BCE de esta semana.

Un dato que avala esta sospecha fue la publicación hoy del índice de precios de producción de la zona euro, que han subido un 6,7% en tasa interanual, una décima más de lo esperado. Aunque también en Estados Unidos vimos buenas cifras: los pedidos de fábrica subieron un 3%, un punto porcentual más de lo esperado, tras revisarse al alza el dato del mes anterior.

Sobre los inversores también puede pesar el temor a subidas adicionales en los tipos de interés en los países emergentes, con India como último ejemplo de ello. Aunque los analistas también temen que los bancos centrales de esas economías no puedan subir el precio del dinero todo lo que desearían porque ello apreciaría todavía más sus monedas sobre todo frente al dólar. Precisamente hoy, el Fondo Monetario Internacional alertaba del sobrecalentamiento de las economías latinoamericanas.

En el Ibex, el mejor valor fue Ebro, que subió un 0,86%. A continuación, BME, que avanzó un 0,74%. Gamesa ganó un 0,44%, mientras que Criteria y Bankinter avanzaron alrededor de un 0,35%. Acerinox, que presentó hoy resultados, ha cerrado la sesión con una subida del 0,26%. Además de éstos, pocos valores más terminaron la jornada en verde. Y algunos de los valores en positivo fueron del sector financiero, como el Santander y el Sabadell, que ganaron un 0,17% y un 0,10%, respectivamente. Abertis e Inditex completaron la lista de valores en verde.

En el otro lado de la tabla, IAG, que retrocedió un 4,14%, hasta los 2,67 euros, en una severa recogida de beneficios tras la buena marcha de la compañía en Bolsa en las últimas sesiones. A continuación, Grifols, que retrocedió un 2,81%, también tras una fuerte subida al calor de su inminente fusión con Talecris. También Mapfre cedió más de un 2%.

Entre los grandes valores, el peor, Repsol YPF, que ha sufrido un descenso de casi un 2%. Y también Endesa, que cedió un 1,65%. Red Eléctrica, por su parte, se ha dejado un 1,44%. Y también Enagás ha pérdido más de un 1%. Números rojos también para BBVA, que retrocedió un 0,60%, o para Telefónica e Iberdrola, que cayeron un 0,25% y un 0,11%, respectivamente.Fuera del Ibex, los peores valores han sido NH Hoteles y Aisa, con descensos de más de un 5%. Mientras que Iberpapel ha sido quien lideró los ascensos, con un repunte del 5,41%, tras haber hecho públicos sus resultados.