mercados | madrid

El apoyo europeo da a Grecia alas a las Bolsas

El selectivo español cierra su mejor jornada en dos meses y alcanza los 10.476 puntos

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los mercados este martes subieron como la espuma después de que saltara el rumor de que la Unión Económica y Monetaria estaría negociando facilitar a finales de junio un segundo paquete de ayudas a Grecia, que rondaría los 35.000 millones de euros y en el que también participaría el Fondo Monetario Internacional. Según los analistas de Bankinter, este importe, junto con el que Grecia obtuviese de mayores medidas y ajuste y privatizaciones, debería bastar para que el país pueda satisfacer sus compromisos financieros hasta 2013. Pero estos mismos expertos no tiran las campanas al vuelo: "La concesión de este nuevo paquete es incierta debido a la creciente oposición política de los estados centrales de la Unión. En nuestra opinión, nuevamente el problema se alarga para no aplicar la solución definitiva que terminará imponiéndose: la reestructuración". Pero parece que este martes se redujeron los temores por este frente: según publicaba 'The Wall Street Journal', Alemania estaría considerando reducir su presión para que, finalmente, Grecia pueda acceder a un nuevo paquete de ayudas de la Unión Europea.

La respuesta en los mercados fue inmediata. La deuda se relajó. La prima de riesgo de los bonos españoles a diez años cayó hasta el 2,30% frente al 2,40% en que se situaba al cierre de la sesión del lunes, aunque al término de la jornada de este martes volvía a repuntar hasta el 2,34%. El interés del bono español a diez años bajo del 5,38% al 5,36%, mientras que la rentabilidad de su comparable alemán subió del 2,97% al 3,01%, mostrando una menor aversión al riesgo de los inversores. La prima de riesgo de la deuda griega corrigió con fuerza: en su plazo a diez años bajó casi medio punto porcentual. Mientras que en los bonos a dos años se estrechó un 0,3%.

Y, mientras, en el mercado de divisas, el euro rondaba 1,44 dólares, al tiempo que el precio del crudo volvía a subir con cierta fuerza: tanto el barril de Brent como el de West Texas subían alrededor de un 1% cada uno, hasta los 116 y 102 dólares, respectivamente.

En la agenda macroeconómica de la sesión europea contábamos con el dato adelantado de la inflación correspondiente al mes de mayo, que se situó en el 2,7% interanual, por debajo del 2,8% del mes anterior, nivel en el que los analistas esperaban que se mantuviera. Además, se conocieron datos de Alemania, como el de ventas minoristas, que fue mejor de lo esperado en su lectura interanual, aunque el de paro fue peor de lo esperado, con un descenso del número de desempleados inferior a lo esperado. En todo caso, no fueron noticias que ayudaron a los mercados a tomar una u otra dirección, como tampoco cotizó que Moody's pusiera bajo revisión la deuda pública japonesa para una posible rebaja de su calificación. Los argumentos de la agencia se centraban tanto en la debilidad del crecimiento y perspectivas y en la débil respuesta de las autoridades a un escenario de crecimiento del endeudamiento. En este sentido, Moody's advertía sobre las consecuencias en términos de financiación que podría sufrir si se produjera una escalada de los tipos de interés en el mercado. Pero la Bolsa japonesa cerró la sesión al alza. Los mercados, pues, estaban fundamentalmente atentos a las buenas noticias respecto a Grecia.

Así pues, el selectivo español, comenzaba la sesión rondando los 10.325 puntos y fue de menos a más, hasta tocar máximos intradiarios a las tres y media de la tarde en los 10.500 puntos. A partir de ahí, el selectivo registró un ligero repliegue, dado que dio un último cambio en los 10.476 puntos, lo que supone una revalorización del 2,13%, la mayor subida desde mediados de marzo.

El más rentable

Fue el selectivo europeo más rentable de la jornada, seguido del Dax alemán, que ganó un 1,86%, mientras que el Cac 40 francés se apuntó un 1,63%. El Ftse Mib de Milán también avanzó más de un punto porcentual. Mientras, el Ftse 100 británico, casi siempre ajeno a los avatares de la deuda europea, tanto a los positivos como a los negativos, cerró la jornada con una revalorización más limitada del 0,86%. El PSI-20 de Lisboa fue la excepción, con un recorte del 0,20%, mientras que el selectivo griego cerró la jornada con un fuerte rebote cercano al 7%.

El avance de la última sesión de mayo hizo posible que el selectivo español cerrara el mes con un descenso más reducido: el indicador perdió un 3,70% en el mes que termina con Mediaset y Sacyr como farolillos rojos, cayendo un 16,44% y un 12,11%, respectivamente, mientras que Técnicas Reunidas, FCC y Telefónica cierran mayo con pérdidas de más de un 7%. Entre los bancos, BBVA y Bankinter se colocaron entre los diez valores que más ceste marteson en mayo: se dejaron un 6,29% y un 5,69%, respectivamente.

Pero en positivo sólo siete valores del selectivo cerraron el mes de mayo en verde, con Grifols a la cabeza, que registró un repunte del 6,10%, mientras que Inditex ganó un 4,34%. Gamesa avanzó un 3,50%. Criteria, Amadeus, IAG y Abertis fueron los otros valores que terminaron el mes en verde.

El Ibex no fue el índice que más perdió. Entre los principales índices de Europa, el peor del mes fue el Ftse Mib de milán, que cedió cerca de un 6%, aunque el selectivo heleno retrocedió más de un 9% en este fatídico mes para el país. Mientras, los indicadores de Portugal y de Irlanda perdieron algo más de un punto porcentual.

Las pérdidas del Dax en este último mes fueron de casi un 3%, mientras que el Cac 40 francés se dejó un 2,43%, mientras que el Ftse 100 británico se dejó un 1,32%.

Posiblemente el enfriamiento de última hora tuvo que ver con los datos procedentes de Estados Unidos, que no fueron muy buenos. En primer lugar, el índice de precios de la vivienda S&P Case-Shiller, según el que, en el primer trimestre del año, ceste marteson un 5,06%, más del 4,50% previsto por los analistas. Con ello, los precios se sitúan en su nivel más bajo de los últimos ocho años.

Pero, además, el índice de gestores de compras de Chicago, uno de los principales centros industriales de Estados Unidos bajó de los 67,6 puntos hasta los 56,6, cuando los analistas preveían que se situara en los 62 puntos. Pese a todo, los índices de Wall Street comenzaban la sesión al alza. Aunque el interés de los bonos a diez años continúan cotizando el enfriamiento económico: este martes bajaba hasta el 3,05%, el nivel más bajo del año.

Sólo dos valores en rojo

En el selectivo español, este martes, sólo dos valores cerraron la jornada con descensos: Ebro Foods, que perdió un 1,82%, después de anunciar que no ha adquirido la mayoría suficiente para comprar la australiana Sunrise, mientras que IAG caía un 1,14%, afectada quizás por el repunte del crudo. Entre los peores, pero al alza, Indra, Inditex, Gamesa, Criteria, Técnicas Reunidas y BME: ninguno de ellos alcanzó el 1% de rentabilidad.

En el otro lado de la tabla, Sacyr Vallehermoso registró el mayor avance de la sesión, con una revalorización del 4,41%, alentada por la mejora de la situación de los mercados de deuda. A continuación, el Santander, también con un avance de más de un 4%. Entre los mejores, más constructoras y más bancos: BBVA y FCC ganaron más de un 3%. ACS, Ferrovial, Acciona y Bankinter, más de un 2%. También se vieron aupadas otras empresas endeudadas, como Abengoa, que subió un 3,49%. O Repsol, que se apuntó un 3,71%, gracias al repunte del precio del crudo.

Fuera del selectivo, La Seda de Barcelona, Urbas, Sos y Service Point lideraron los avances con ganancias de más de un 5%. Ezentis fue el peor, con un recorte del 8,41%.