¿Cómo influye el certificado energético en el precio de una vivienda?

Desde Pisos.com señalan que obtener este documento es obligatorio para vender, alquilar e, incluso, anunciar un piso

Actualizado:

La vivienda que estoy interesado en adquirir no tiene certificado energético. El vendedor me ha dicho que hasta que no tenga la venta asegurada no va a costearlo, pero entiendo que en función de su calificación podría obtener una rebaja. ¿Qué debería hacer? (Consulta de José F. Hernández)

Responde Ferran Font, director del Gabinete Estudios de Pisos.com

La compra de una vivienda suele ser la mayor inversión que hacemos durante nuestra vida. La operación tendrá un gran impacto a largo plazo, no solo por las cantidades y duración de los que solemos hablar, sino también por el espacio central que ocupará la vivienda en nuestro proyecto de vida. Por ese motivo es imprescindible disponer del máximo de información posible acerca del piso.

En este sentido, el certificado energético es obligatorio para poder comprar, alquilar y hasta anunciar una vivienda, y su objetivo es determinar la calidad energética de un inmueble. El propietario-vendedor es quien debe asumir ese coste y debe hacer frente a posibles e importantes multas en caso de incumplimiento. La calificación energética que conste en el certificado tiene un efecto directo sobre el coste de los suministros, por lo que es determinante tener en cuenta si a largo plazo se pagará más o menos gas o electricidad, hecho que impactará sobre el valor final del piso.

Teniendo en cuenta estos motivos, es importante decidir racionalmente y no comprometerse de manera formal a ninguna compra de una vivienda hasta que no dispongamos de toda la información necesaria que nos ayude a tomar la mejor decisión.