¿Puedo pedir responsabilidad al notario si no me avisó de que el certificado energético era obligatorio?

Para vender una vivienda el propietario no solo debe contar con el certificado, sino que es una información que debe mostrar el comprador en el momento de publicitarlo antes de formalizar la operación

Actualizado:

Compré mi vivienda en 2014, pero ni el propietario ni el notario ni el banco me hicieron saber que el certificado energético era obligatorio. ¿Qué hacer ahora que quiero cambiar de casa y vender? ¿Puedo exigirles algún tipo de responsabilidad? (Consulta de Marta de Quiroga)

Responde Ferran Font, director del Servicio de Estudios de pisos.com

Desde el año 2013 la regulación sobre la certificación energética de las viviendas no solo cambió las propias condiciones, sino que definió un régimen sancionador exigente con el objetivo de evitar la picaresca. Se fijó como obligatorio que cualquier vivienda que se venda o alquile cuente con el certificado energético. Únicamente, se excluyen viviendas con una superficie útil total inferior a 50 m², viviendas que se compren para reformas importantes o demolición y viviendas cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25% de lo que resultaría de su utilización durante todo el año. No solo debe contar con el certificado, sino que es una información que el vendedor debe mostrar el comprador en el momento de publicitarlo antes de formalizar la operación, además de que el notario informe a las partes de la obligatoriedad. Debido a esto puedes, reclamar al anterior propietario no haber cumplido con el deber de información, por lo que recomendaría acudir a un abogado.