El precio de los alquileres en primera línea de playa se dispara este verano

Veranear en las playas de Barcelona, Gerona, Guipúzcoa o Ibiza no va a salir barato este agosto. Los propietarios de algún piso o apartamento en primera línea de playa en estas provincias están de

DAVID BLÁZQUEZ LEÓN. MADRID.
Actualizado:

Veranear en las playas de Barcelona, Gerona, Guipúzcoa o Ibiza no va a salir barato este agosto. Los propietarios de algún piso o apartamento en primera línea de playa en estas provincias están de enhorabuena si deciden alquilarlo para hacer un buen negocio, puesto que son las más caras de España con precios que llegan a superar hasta los 5.000 euros, según un informe de los técnicos de tasación Tecnitasa.

El gasto medio de arrendamiento en estas provincias se sitúa en 60 euros por metro cuadrado, aunque en algunos casos como en la localidad guipuzcoana de Fuenterrabía puede llegar a más de 80 euros, lo que supone que alquilar un apartamento de 60 metros cuadrados en agosto cuesta alrededor de 5.083 euros.

La oferta de alquileres en las localidades costeras es muy heterogénea y por lo tanto los precios de las viviendas turísticas varían en función de aspectos como la tipología, la superficie, las dotaciones de la urbanización o detalles como la inclusión o no de plaza de garaje, según destaca el informe.

Las de mayor precio

En Ibiza, la localidad más cara es Cala Tarida, donde un apartamento de 50 metros cuadrados cuesta 3.720 euros, seguida de Santa Eulalia, donde la misma superficie se paga a 3.000 euros. La isla ibicenca es una de las más demandadas del archipiélago balear. Un piso en el Club Náutico llega a los 5.040 euros.

En Barcelona destacan los 3.900 euros que se pagan por un apartamento de 60 metros cuadrados en Sitges, en tanto que en Gerona el municipio más caro es Begur, donde un piso de 65 metros cuadrados cuesta 4.300 euros.

El informe señala también que la costa valenciana sigue siendo una de las más caras de España con precios que pueden superar los 4.000 euros en localidades como Saler (4.666 euros), Alboraya (4.555 euros), Cullera (4.333 euros) o Pobla de Farnals (4.111 euros). En Castellón, un apartamento en primera línea de la playa Carregador de Alcoceber, de 60 metros cuadrados, cuesta 3.600 euros al mes (a 60 euros el metro), el mismo precio en la playa de la Concha de Oropesa o en el Paseo Marítimo de Peñíscola. En Benicasim, el alquiler de un apartamento del mismo tamaño vale al mes 3.400 euros, mientras que en la calle Francisco Balada de Vinaroz cuesta 2.800 euros. En la misma situación se encuentra la isla de Menorca, donde el metro cuadrado oscila entre los 43,40 euros de Es Mercadal, hasta los 56 euros de Cala Tirant, sin olvidar Arenal d´es Castell, donde alcanza los 54 euros.

Con respecto a 2006

Aunque es habitual que los precios suban o se mantengan, hay algunas zonas de costa que han bajado su precio medio respecto al verano de 2006. Es el caso de Comillas en Cantabria (2.100 euros por un apartamento de 50 metros cuadrados), Vinaroz en Castellón (2.800 euros por uno de 60 metros) o Viveiro en Lugo (1.500 euros por uno 140 metros).

Se revalorizan, sin embargo, y de manera significativa, localidades como Castelldefels de 1.590 euros en 2006 a 2.400 euros en 2007 por un apartamento de 60 metros cuadrados. En el Puerto de la Cruz, Tenerife, el incremento es de 500 euros en el alquiler de un piso de 60 metros cuadrados. Por su parte, en El Puerto de Santa María, Cádiz, suben un 30%.

Por otra parte, el precio del alquiler en Benidorm es de 31,43 euros por metro cuadrado, mientras en Torrevieja alcanza los 26,67 euros. En Almería oscilan entre los 15,29 euros por metro cuadrado en la capital y los 31,43 euros de Mojácar. En Las Palmas, en la localidad de Mogán, varían de los 40 euros en Las Canteras hasta los 26,67 euros en el Puerto.