Pisos universitarios... ¿copiados?

MIGUEL LARRAÑAGAMADRID. Cuando la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, presentó su proyecto para invertir 300 millones de euros en «minipisos» universitarios, al empresario andaluz Luis

MIGUEL LARRAÑAGA. MADRID.
Actualizado:

Cuando la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, presentó su proyecto para invertir 300 millones de euros en «minipisos» universitarios, al empresario andaluz Luis Villamarín le sonó muy familiar todo lo que escuchaba.

«No sólo es lo mismo que en lo que llevamos seis años trabajando, sino que es idéntico en superficies, en precios y en plazos máximos de alquiler a una de las partes de las que se compone nuestro proyecto. La única diferencia es que nosotros hablamos de un plan de empresa a cincuenta años que no necesita dinero público y que no se circunscribe a pequeños apartamentos universitarios, sino que incluye viviendas de hasta tres dormitorios, mientras que en el plan del Ministerio se habla de subvencionar con hasta 300 millones la construcción de estas viviendas», manifestó a ABC el empresario.

«Sólo se necesita suelo»

El proyecto de Ciudades de Transición, que así se llama la empresa, nace en el año 2001 desde la perspectiva de paliar la falta de viviendas en alquiler a precios asequibles. Su idea parte de diseños prefabricados y «lo único que se necesita para que se pueda llevar a cabo es que nos cedan suelo público. Nosotros nos encargamos de todo, de la gestión, del mantenimiento de las zonas comunes, de cobrar los alquileres y a los cincuenta años, el terreno y las casas revierten al organismo público que haya cedido el suelo», explica Villamarín, que incide especialmente en que «es un proyecto a largo plazo, no especulativo y que viene a resolver una necesidad concreta sin cargo a los Presupuestos del Estado».

En el año 2003, el proyecto se encuentra madurado y se promociona a través de una página en internet. Desde entonces, Villamarín y sus socios se han reunido con comunidades autónomas, ayuntamientos y universidades, a los que ofrecen la construcción de viviendas destinadas al alquiler que puedan resolver desde los primeros años de la emancipación de un joven hasta la necesidad puntual de una familia desplazada por motivos de trabajo, desde el apartamento de 35 metros cuadrados hasta los tres dormitorios y 85 metros.

«A todos les interesa, pero nadie ha dado el paso adelante. Nadie nos ha cedido terreno a pesar de que nos comprometemos por contrato a entregar las casas en siete meses», explica el empresario.

Pero lo que más ha extrañado al empresario es la forma y los tiempos en los que se ha gestado la idea en el Ministerio de Vivienda. Villamarín explica que un abogado contactó con Ciudades de Transición interesándose por su proyecto, a raíz de que la empresa había contactado por fax con 3.500 ayuntamientos explicándoles su propuesta.

De la Junta al Gobierno

«Hablamos con esta persona -subraya el empresario- de la necesidad de suelo como el gran impedimento para llevar a cabo nuestra idea. Poco después, esta persona nos sugirió que al partido en el Gobierno le había interesado el proyecto y que estaba haciendo gestiones para que este interés se tradujera en la cesión de suelo en algún ayuntamiento».

Sin embargo, los hechos posteriores se desarrollaron de forma muy distinta, según Villamarín. «Fuimos -explica el empresario- a una reunión con la Junta de Andalucía, a la que asistió también este abogado, y expusimos nuestro proyecto con vistas a convencerles de que nos cedieran suelo en alguna parte y, también hay que reconocerlo, para saber si nuestra idea podía entrar dentro de algunas de las ayudas oficiales a proyectos sociales, porque el proyecto no termina de ponerse en marcha y en cambio llevamos invertido en él casi medio millón de euros. Esa fue la última vez que he visto a esta persona y unos meses después lo que he visto ha sido que desde el Ministerio de Vivienda se lanza una idea que es esencialmente la que nosotros llevamos ofreciendo desde la iniciativa privada desde hace años, con la variedad de que nosotros ofrecemos más variedades, hasta tres dormitorios».

La negociación que Ciudades de Transición tenía más avanzada era con la Universidad de Málaga. «Estaban muy interesados en nuestra propuesta de hacer 400 apartamentos en 20.000 metros cuadrados de los dos millones que han recibido del Ayuntamiento de Málaga, pero ahora se encuentra empantanado».

Villamarín, no obstante, no se rinde. Ahora ha sido el PP andaluz el que ha mostrado interés en la idea y, además de presentarle el proyecto, «les hemos demandado -dice el empresario- que sus ayuntamientos prediquen con el ejemplo. He quedado en enviarles por escrito proyectos de 400 apartamentos en Rincón de la Victoria, Alhaurín de la Torre y Alhaurín el Grande y ya veremos en qué queda»