GUILLERMO NAVARRO

Cinco aspectos para escoger un barrio para vivir

En una gran ciudad hay grandes diferencias entre un distrito y otro. Es más, dentro de un mismo distrito es posible encontrar barrios diametralmente opuestos

Actualizado:

La casa que vas a comprar debe responder a tus necesidades, del mismo modo que la zona en el que vivirás tu día a día debe transmitirte buenas vibraciones. En un pueblo pequeño es más fácil, pero en una gran ciudad hay grandes diferencias entre un distrito y otro. Es más, dentro de un mismo distrito es posible encontrar barrios diametralmente opuestos. Dado que delimitar el área de búsqueda ayuda a focalizar la atención y ahorrar esfuerzos, pisos.com te da una serie de consejos que seguro te resultan útiles:

1. Un ambiente que encaje contigo. ¿Prefieres las grandes superficies comerciales o las tiendas de cercanía? ¿Te gusta tener el ocio en la puerta de casa y que siempre haya movimiento? ¿Eres más de quedarte en casa y disfrutar de la tranquilidad sin ruidos? El ambiente de barrio es casi tan importante como el número de habitaciones o los metros cuadrados. Debes decantarte por una zona acorde a tu estilo de vida para ahorrar en desplazamientos y no sentirte frustrado el día de mañana.

2. Visitar el barrio en persona. Para comprobar las cualidades de un barrio determinado, nada mejor que vivir la experiencia por uno mismo. Dedica tu tiempo libre a pasear por los barrios que te interesan, y a diferentes horas. Solo de esa forma te darás cuenta de si es lo suficientemente seguro, si está bien o mal iluminado, con qué tipo de dotaciones cuenta, la edad media de las personas que viven en él, si es ruidoso o tranquilo, si hay o no mucho tráfico rodado, etc.

3. Hablar con los vecinos. Pon a funcionar tus dotes de investigador y pregunta a las personas con las que te cruces. Habrá quién se muestre colaborador, mientras que otros no serán tan hospitalarios. Recoge las impresiones de las personas que viven allí porque sus opiniones son muy valiosas. Se trata de testigos de excepción de cómo respira el barrio, y cuanto más tiempo lleven viviendo en él, mejor. Ellos podrán decirte si se sienten felices allí o si, por el contrario, desearían mudarse a otro sitio.

4. Vivir en comunidad. Las asociaciones de vecinos son el mejor sitio donde tomar el pulso al lugar donde su ubicará tu futura residencia. Estas organizaciones trabajan para crear vínculos en el vecindario a través de actividades que van desde los grupos de consumo hasta los huertos vecinales, pasando por talleres de teatro, informática o yoga. Gracias a su fuerza son capaces de lograr mejoras frente a la administración.

5. Inversión municipal. No está de más que conozcas los planes del ayuntamiento correspondiente en materia de inversiones dentro del barrio que te interesa. Desde la junta municipal de distrito podrán ilustrarte sobre las próximas actuaciones de calado que se van a llevar a cabo. En Madrid, realizan actividades dirigidas a la promoción de la salud, la difusión de la cultura, la práctica del deporte, apoyo a la educación y en materia de inspección sanitaria y comercial.