Varios tuilpanes crecen en Bilbao frente a bloques de pisos
Varios tuilpanes crecen en Bilbao frente a bloques de pisos - EFE

Cinco aspectos que debes cuidar si quieres vender tu casa en primavera

Estos meses, por las ventajas de la estación, son ideales para darle un impulso a los inmuebles

Actualizado:

La primavera acaba de comenzar. En esta estación los días se van alargando y disponemos de más horas de luz. En general, es una época bien recibida (a excepción de los alérgicos) porque las temperaturas son más suaves, algo que hace que la gente aproveche para disfrutar más del exterior. Tenemos que aprovechar las ventajas que nos brindan estos meses para darle un impulso a la venta de nuestra casa. Para que el buen humor que provoca la primavera te ayude a cerrar la operación más rápido, pon en marcha estos consejos de pisos.com.

1. Exteriores a punto. Ya tengas un chalet con un enorme jardín o un apartamento con una pequeña terraza, el cuidado y el detalle que pongas en acondicionar estas estancias al aire libre serán de gran importancia. Debes preocuparte por las plantas y el mobiliario que tengas, reparando cualquier estrago que haya causado el invierno. Los potenciales compradores valorarán positivamente que estos espacios estén bien mantenidos y listos para ser disfrutados.

2. Adiós al frío. Los tejidos que aportan calidez, como la franela o el terciopelo, hay que sustituirlos por otros que aporten ligereza, como el algodón y el lino. Las cortinas opacas deben dar paso a visillos traslúcidos, al tiempo que hay que despedirse de las alfombras de lana y las mantas demasiado gruesas. El objetivo es transmitir frescura y buenas vibraciones sin cargar el ambiente en exceso.

3. Estampados alegres. Las paredes blancas son la mejor opción cuando se vende una casa, pero es importante que haya toques de color que multipliquen esa sensación de bienestar que proporciona la primavera. Textiles estratégicos como los cojines resultan sutiles y no suponen un gran desembolso. Decántate por estampados florales en tonos vivos más que por geométricos o lisos.

4. Aire a punto. Dado que la primavera es la antesala del verano, no retrases más la revisión del aire acondicionado. Pon atención a los splits, limpiándolos y cambiando los filtros si es necesario. Respecto a la unidad exterior, tendrás que vaciar de agua el recipiente del desagüe o, incluso, cambiarlo si está muy deteriorado. Prueba el mando por si se hubieran gastado las pilas, ya que es esencial que funcione correctamente.

5. Fragancias especiales. Muchos expertos indican que el olor a café recién hecho es muy útil cuando se vende una vivienda. Lo cierto es que en los meses fríos es una opción muy válida, pero cuando llega el buen tiempo es mejor apostar por aromas frescos, como el de la ropa limpia, o bien cítricos suaves. Si te gustan los acentos florales, trata de que no sean demasiado penetrantes o el ambiente se cargará demasiado.